Hasta siempre, querido fumador

Bonita imagen fotográfica que representa la amarguraHe sido el símbolo, durante muchos decenios, del placer. También de la elegancia y el glamour. De personalidad y estilo. He sido el compañero de hombres disconformes con la sociedad del momento. Me he metido en la cama de muchos españoles. ¿Qué hubiera sido de una relación sexual si yo no hubiera estado presente? He creado modelos hipermasculinos y viriles. Yo he mantenido perpétuo el rito de paso inaugural de la niñez a la juventud. ¿No recuerdas el momento en el que me conociste por primera vez? He sido tan importante que he marcado un estilo de vida. Incluso gracias a mí se han podido sellar muchos pactos de paz entre países. Sin embargo, a partir de ahora, la sociedad me verá como un “bicho raro” e intentará apartarme de la vida de muchos españoles.

He estado presente incluso antes del nacimiento de Cristo. Permítanme que les recuerde que los indios americanos creían que en el humo que desprendía se ocultaba el espíritu de su Dios y “firmaban” sus tratados de amistad por medio de la famosa “pipa de la paz”. También me utilizaban para calmar a los cuatro elementos o aplacaban espíritus malignos. Ya en Egipto, Grecia y Roma trabajé en muchas ocasiones como ofrenda a los Dioses, como remedio contra el asma, para efectuar profecías o hacer peticiones.

¡Ay que recuerdos que aquellos años en el que todo el mundo fumaba con pasión y sin freno! En el cine tuve a un gran aliado, ya que muchas personas, tratando de imitar a los actores del momento y a las grandes estrellas sobre su forma especial de encenderme, me probaron por primera vez. Debo reconocer que también mi uso se convirtió en muchas ocasiones en algo mecánico, compulsivo, que expresaba la nerviosidad y violencia de las personas, aunque sinceramente yo les calmaba la ansiedad. O, al menos, eso es lo que pensaban quien me tuvo.

Mi presencia en la humanidad, en las culturas primitivas, en la edad media, en el descubrimiento y conquista de América, en la modernidad (para solo citar algunos) podrá ser defendida o cuestionada, rechazada o aceptada, minimizada o mitificada, pero lo que nunca se podrá cuestionar es mi importancia y continua presencia a través de los todos los tiempos.

Fíjense en la importancia que tengo que los españoles en estos días no hablan ni de el Estatut de Catalunya, ni del aumento del Euribor, ni de la fragata española que acompañó en misión de guerra al portaviones norteamericano USS Theodore Roosevelt, ni sobre el temporal de nieve que azota España. De lo que más hablan es de mí.

Y es que desde que en España entró en vigor el 1 de enero de este nuevo año la Ley Antitabaco, muchos españoles se han preguntado si “¿puedo o no puedo fumar?”. Otros fumadores me han mostrado su apoyo y parece que la prohibición no tiene nada que ver con ellos y todavía acuden a diferentes establecimientos intentando saber si me pueden comprar. Pese a todo, muchas personas insisten que no cambiarán sus hábitos y seguirán queriéndome como hasta ahora, pese a que serán vistos como bichos raros.

Durante los próximos ocho meses la sociedad en su totalidad se tendrá que reconfigurar de tal manera que los fumadores pasarán a ser un sector “acorralado” de la sociedad. En fin, sé que brillaré por mi ausencia pero nunca más será como antes. Ya me han dicho muchas, muchas personas que me abandonarán definitivamente. Hasta siempre, querido fumador. ¿Me echarás de menos algún día?”.
Fdo: TU AMIGO, EL TABACO.
NOTA: Este es un mensaje para los fumadores. Como advierten las autoridades sanitarias, el tabaco perjudica seriamente la salud.
José M. Sánchez “Daze”
About these ads

One thought on “Hasta siempre, querido fumador

  1. Anonymous dice:

    En el 2006, los que fumáis os jodéis.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: