Conversaciones con el subcomandante Marcos

Llegó sin avisar, sin golpear a ninguna puerta, pero consiguió entrar en las mentes de todos los dirigentes mexicanos como el rival más duro de pelar. Adorado por unos e insultado por otros, el subcomandante Marcos, aquel que vivió durante más de 17 años con las comunidades indígenas tzeltales y tzotziles, ha salido de su grotesco escondrijo donde se oculta para charlar con el Loco de la colina en su programa.Los mexicanos tienen desde hace mucho tiempo el alma en vilo porque saben que, en buena medida, el destino de su país depende de las gestiones de este misterioso hombre encapuchado, comparado en muchas ocasiones con el mismísimo Ché Guevara. Las reivindicaciones traducidas por un revólver con el que ejercer una violenta presión hacia el gobierno nunca son bien aceptadas. Y eso así, porque la violencia sólo engendra violencia, y aunque se siente responsable de las muertes, entre ellas, de niños y de todos los errores cometidos durante el movimiento, “nosotros no hemos matado, nosotros hemos peleado y hemos participado en un combate abierto en el que hemos disparado y nos han disparado”.

La magia de Jesús Quintero durante la entrevista comienza a deambular como ejércitos noctámbulos sin mayor prisa que la sinceridad. Es curioso cómo el jefe del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, persona de una gran inteligencia, mantiene la calma en todas sus intervenciones. “El político es un comediante las 24 horas al día aquí en México”, se atreve a afirmar sin pelos en la lengua. Realmente la situación en la que viven todos los mexicanos es difícil de comprender. ¿Por qué tantas muertes? Su objetivo siempre ha sido claro. Su misión es lograr la aprobación de una ley de derechos para los indígenas y, para ello, es necesario una mesa de negociación en la que se sientan todas las partes implicadas porque, de alguna manera u otra, podrán encontrar el camino hacia la paz.

Aquí en España tenemos también experiencias, desagradables experiencias, por una violencia terrorista y, casualmente, en vísperas del referéndum del Estatut de Catalunya y con los partidos enfrentados más que nunca, Zapatero vuelve a sacar tajada asegurando que tiene la voluntad de iniciar este próximo verano los contactos con ETA. ¿Quizá sea esta la solución al conflicto vasco?. Y, cómo no, una nueva exclusiva para la Cadena SER. Eso sí lo tiene bien claro nuestro presidente. La emisora de Polanco es el escenario perfecto para informar al país de que su cabeza lleva desde hace tiempo centrada en este asunto. Y no parará hasta conseguirlo. Probablemente, no duerma pensando en lo que dirá al día siguiente.

Pero volvamos al subcomandante Marcos. Él cree que otra realidad es posible. Se puede “construir una nueva pista para resolver las diferencias entre el pueblo vasco y la nación española, que haga posible que las muertes no estén sobre la mesa (…) Pueden encontrar soluciones para escuchar las demandas. Se puede construir un diálogo en el que quien sea quien tenga mejores argumentos” pueda dirigir el nuevo escenario político. Por si fuera poco, el mexicano está al tanto de lo que ocurre en el mundo y, por cercanía, a Latinoamérica, tan convulsa en los últimos años, está propiciando un giro izquierdista muy preocupado por contentar a los intereses de todos sus ciudadanos, dependiendo de las raíces, raza o color de las personas. La entrevista, preparada mediante videoconferencia, continúa: “Estamos viendo una nueva Latinoamérica. Estamos viendo unos procesos que están construyendo una nueva realidad que cuenta con los indígenas y los trabajadores. Es posible construir otra Latinoamérica gracias a nuestros pueblos y eso podrá generar una mejor relación con Europa e, incluso, con EE.UU”.

A TVE no le favorecen los números. Audiencias pésimas por culpa de la programación de espacios acríticos, reiterativos, asentados en un tiempo pasado y muy aburridos. Pero el programa de Quintero sigue teniendo mucho peso. Sigue teniendo su público porque en sus entrevistas encuentran algo diferente al resto de televisiones. Aunque a veces peca de casi servilismo y poco incisivo, es indudable que en muchas ocasiones sorprende. Esta vez contactar con el máximo responsable de las estrategias del EZLN es todo un logro. Un diálogo ameno con incursiones sobre los acontecimientos de extrema actualidad intercalado con curiosidades, típicas en el periodista, como el hecho de que los revolucionarios lleven dos relojes, uno a la izquierda, que marca la hora del pueblo, y otro a la derecha, que es la del movimiento del EZLN. Sin embargo, el subcomandante Marcos confía plenamente que se rompa esa dicotomía y se unan las horas, “que será el momento en el que llegue la paz”. Según este símbolo, “nuestro movimiento se acaba cuando la sociedad entiende nuestro lugar como pueblos”. A ver si las horas de ETA también se acaban.

 

José M. Sánchez “Daze”

EL CAOS en la blog zone de Periodista Digital

About these ads

One thought on “Conversaciones con el subcomandante Marcos

  1. Aniuxa dice:

    “El político es un comediante las 24 horas al día”… En todo el mundo… me gusto el paralelo y como vas en la historia. Saludos señor periodista.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: