Los periodistas. Esa raza de profesionales

“Los periodistas sufren estrés crónico, trastornos de ansiedad y pánico, severos problemas ondontológicos (que no deontológico) y altos riesgos cardiovasculares”. Esta es el (no tanto) sorprendente titular que desde el Confidencial Digital se hacen eco de una investigación elaborada por la Obra Social de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires.

Aunque el estudio se centra en Argentina, parece representativo de la situación actual de esta profesión tan adorada como denostada. Llama la atención que el 47% de los periodistas argentinos se mantiene en una relación de dependencia de su trabajo, mientras que el 46% lo hace en régimen de colaborador.

Y es que operar bajo la enseña del “colaborador” destroza ilusiones y ganas de trabajar, puesto que quienes trabajan como colaboradores parece que viajen en un túnel sin salida en el que el final del camino, aquel en el que se consigue un contrato decente, está cada vez más difícil.
En líneas generales, los periodistas tienen “problemas de presión alta, anomalías cardíacas, altos niveles de colesterol, triglicéridos y glucemia; falta de memoria y atención, síntomas de estrés crónico, depresión ansiedad y un ambiente laboral inadecuado”. Pese a todo, me parece demasiado rebuscado este estudio. No por ser periodista se tiene que hacer esta diferenciación tan alternativa. Realmente, tenemos desarrollado otros aspectos que otros, se trabaja mucho y muy duramente. Pero quizá como en otras tantas profesiones.

Esto me recuerda a algo que ya escribí hace algún tiempo. El acceso para trabajar en un medio de comunicación nacional es, prácticamente, imposible a día de hoy; no así como entrar a formar parte de una redacción local o regional. La experiencia que tengo me dice que en los medios locales o regionales se aprende mucho más que en los medios nacionales, ya que las oportunidades de publicar son mayores.

Trabajar en una sección de uno de estos medios es mucho más fácil para un becario (o un recién licenciado) que hacerlo en El Mundo o El País. La prensa local tiene, pese a que algunos se opongan a ella, el don que obliga al periodista a salir de la redacción, a aprender a preguntar, a buscar cualquier tipo de fuentes, a tener los ojos y los oídos bien abiertos. Y preguntar. Y, por su fuera poco, a uno le hacen caso. Y, sobre todo, se aprende, ya que en los medios locales se vive mucho más intensamente el periodismo que en Madrid o Barcelona, sencillamente porque te dedicas a todo lo que en la capital está reservado a las “grandes estrellas” de cada casa.

Y lo que es más llamativo: la prensa local y regional nutre de información a los grandes medios porque tienen la obligación de ofrecer información local y regional diariamente, algo muy difícil de cumplir y que las grandes redacciones han perdido por el mero hecho de aglutinar entre sus páginas cualquier noticia de importancia que suceda en toda la geografía española. Por tanto, una gran empresa lo tiene más fácil y, por esta razón, discriminan el concepto de servicio público. ¿Tiene o no más posibilidades que en toda España ocurra algo noticiable que en una provincia? La prensa local tiene la obligación de preocuparse constantemente por lo que les interesa a los ciudadanos e intentar ofrecérselo lo mejor posible.

Y por si fuera poco, tu redactor jefe o tu jefe de sección suele tener un trato muy cercano contigo lo que hace conocerte mejor. Claro que no es Madrid o Barcelona. Quizá a ojos de los ciudadanos (y de los propios compañeros en las grandes redacciones) no tengan tanto glamour, pero son una escuela de periodismo fabulosa porque ayudan a crear auténticos albañiles de la información, no “pequeñas estrellitas” que quemarían a su madre por firmar un suelto, aunque sea con sus iniciales. Eso sí, de un medio nacional… Sin duda, para llegar a una gran redacción habrá que pasar, previamente, por la prensa local. Sinceramente, la prensa local es el lugar más adecuado para un recién licenciado, porque allí encontrará cercanía y un trato algo más familiar.

José M. Sánchez “Daze”

About these ads

9 thoughts on “Los periodistas. Esa raza de profesionales

  1. Aniuxa dice:

    Habría que ver si es estadísticamente significativo. A mí se me ocurre, correr un modelo logit que vea la probabilidad de estar o no enfermo contra las ocupaciones… a ver que sale jajajaja..

    Los y las economistas, tampocos nos desconectamos… El estrés es para mí general.

    Ahora me gusta eso que te guste ejercer tu profesión a nivel local. Y es que a veces uno siempre piensa que lo grande es mejor, y que no se puede mejorar lo local con la labor de los licenciados, en este caso periodistas.

  2. wilson dice:

    Me hace gracia lo de RAZA. De ser así os deberías mejorar extirpando a los de la sección rosa.

    El otro día me llamó mi esposa para enseñarme a una señora que aparecía en el televisor, la Sra Font, con un subtítulo: periodista experta Casa Real. Esta señora se dedicaba a augurar el futuro de los membros de la Casa Real a través de los signos zodiacales. Mucha raza no tenía esa.

    Por cierto, te debía un enlace en mi blog y ya está corregido.

    saludos

  3. Cecilia dice:

    AYyy, yo padecere de todo eso en algun momento? che, que pasa que ni por el msn te pillo??? todo bien! besostes que extrañan!

  4. Júcaro dice:

    Afirmas que “la prensa local es el lugar más adecuado para un recién licenciado” y tienes razón. ¿Cómo se le queda el cuerpo a un recién licenciado cuando todo un director de periódico, de los dos de mayor difusión en España,monta una pantomima reclamando para sí “libertad de expresión”,cuando además el ínclito participa en tertulias políticas en la televisión pública y en la radio de los obispos?, ¿qué puede pensar un recién licenciado cuando el pricipal partido de la oposición financia a los manifestantes? Probablemente en las redacciones locales puedan contar, y no parar, de abusos y silencios clamorosos o hinchamientos vergonzantes de noticias que no lo son pero interesan al poder o contrapoder.

    Probablemente ningún medio esté libre de culpa y ello explica, en parte,que muchos cambien sus canales de información tradicionales. Estimado amigo como decía aquella canción “malos tiempos para la lírica”.

    Saludos

  5. Anonymous dice:

    http://ooohmyblog.blogspot.com

    No le des al link, melon.

  6. Martin Bolivar dice:

    Es lamentable que las empresas periodísticas tengan el sartén por el mango. Me explico, en Latinoaméria la Sociedad Interamericana de Prensa, que cuenta con el apoyo de diarios conservadores como ‘La Prensa’ y ‘La Nación’, que se editan en Buenos Aires viene luchando desde hace años por evitar la creación de un Colegio de Periodistas, como existe el de Abogados, Arquitectos o Médicos. Lo que ocurre es que si existiese un Colegio de Periodistas, las empresas deberían exigir un título académico o universitario. Es más práctico, fácil y barato para las empresas conseguir colaboradores que son abogados, licenciados en Letras o escritores que por poco dinero se venden y trabajan, en algunos casos porque viven de otro trabajo. Los diarios escritos están bajando las ventas y el Periodismo Ciudadana 3.0, bastante desarrollado en la Argentina, sigue avanzando. Los blogueros, al final, le van a ganar la batalla a la Prensa escrita. Hay un libro escrito por un estadounidense, perdón no recuerdo el nombre ahora, que vaticina que en el año 2043 va a desaparecer el último periódico de los Estados Unidos.

  7. Fernanda Rubio dice:

    Qué puedo decir… Es verdad: sufro estrés, ansiedad pero Amo mi profesión

    Feni

  8. manuespada dice:

    A no ser que se trate de colaboradores de televisión, claro, que viven de cojonessss… Salud!!!

  9. Yanina dice:

    Como dicho estudio menciona a la Argentina, realmente me pareció interesante poder brindar mi punto de vista.
    En mi país, la profesión esta denostada, ya que parecería que cualquiera que porte un micrófono es periodista, o bien, el simple hecho de ser modelo habilita a ajercer esta profesión.
    Lamentablemente, existen muchos colaboradores que no cobran dinero por su trabajo, puesto que las empresas periodísticas se aprovechan de los deseos de progreso en la profesión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: