La cuenta atrás del PSOE

Madrid se ha convertido en un fortín del Partido Popular. Su hegemonía ha quedado patente en los resultados de las elecciones. El tremendo error cometido por Zapatero y su ‘apuesta personal’ ha caido con una bomba de relojería en las filas del Partido Socialista madrileño. Son muchos los críticos a que el desafortunado intervencionismo del presidente en la elección de un candidato ha derivado en muchos problemas. Los daños colaterales son preocupantes.

El PSOE sigue sin levantar cabeza en la capital. Las familias socialistas vuelven a la carga. ‘Guerristas’ y socialdemócratas se disputan el poder. La actitud más acertada sería aprovechar esta conyuntural situación para elegir un nuevo dirigente cuanto antes. Para ello, la ‘papeleta’ se podría arreglar convocando un congreso extraordinario en el que el consenso fuera la maleta para continuar este viaje, que se augura tendrá un tiempo indefinido. Pero es un centrifugado necesario.

La Federación Socialista Madrileña ha vivido al margen de la dirección federal, sin replanteamientos propios pero alejado de sus decisiones. Los socialdemócratas, partidarios de una disección radical en las filas del partido, se han topado con los ‘guerristas’, correa de transmisión de la Ejecutiva Federal. No desean cambios ni hurgar en la herida.

La crisis abierta en el partido, como consecuencia de los peores resultados electorales desde 1995, viene a destapar los contínuos fracasos socialistas en los últimos veinte años. Si el ínclito Joaquín Leguina fue barrido por Gallardón a nivel autonónico, en la alcaldía, Miguel Sebastián ha demostrado la falta de coordinación y de un programa fuerte para competir contra el alcalde madrileño, quien ya busca la catapulta hacia la política nacional.

Y es que estamos ante un alcalde particular, que dirige el ayuntamiento con una política con tintes de estado, como si se tratara del gobierno de una nación, alejado de los problemas reales, distanciado del día a día. Actúa conforme a su más estricto criterio.

Los socialistas tuvieron su glorioso momento con Enrique Tierno Galván. Y de eso ya han pasado veinticuatro años. Desde entonces, los rotundos fracasos se han venido repitiendo y las esperanzas se han quedado al desnudo, sin encontrar las razones. Ahora tienen la oportunidad de resacirse. La misma noche del 27-M ya comenzó una nueva campaña. Y, por si fuera poco, Simancas ha roto el techo con su dimisión

About these ads

One thought on “La cuenta atrás del PSOE

  1. [...] Junio 17th, 2007 Ambos han coincidido en un restaurante madrileño. Menuda casualidad. Gallardón abandonó por un momento su poltrona consistorial y se paseó, como todo hijo de vecino, por las calles de Madrid. Y el destino, cegador de sueños vacíos, le condujo hacia el mismo lugar en el que se encontraba Montserrat Corulla Castro, encausada como presunta testaferro de Juan Antonio Roca. Pero qué pequeño es el mundo… ¿Hablarían? El nombre de esta mujer, aunque ya conocido por los profesionales que siguen al pie de la letra el proceso judical del Caso Malaya, ha saltado a la palestra mediática y, con ello, al discurso de los ciudadanos, desde que el otrora candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián mostrara en un debate público la foto de la desdichada, una maniobra poco hábil desde el punto de vista de la política tradicional. Aquel acto le reportó más disgustos que otra cosa. Eso propició que, incluso desde su propio partido reprobaran tales actuaciones. Eso subió a los socialistas madrileños a una peligrosa noria. [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: