La crisis del Líbano pone de vuelta a la realidad

Poco ha tardado el Partido Popular, hábil en lanzar críticas en momentos delicados, en bajar a la arena política y desenterrar el hacha de guerra. Aprovechándose de la muerte de seis de nuestros soldados, que realizaban labores militares en el Líbano. Ni veinticuatro horas han esperado para relanzar la ofensiva contra el Gobierno mostrando su repulsa a una guerra que fue aprobada en el Congreso y cuyos votos procedentes del partido de la Oposición forzaron una enmascarada misión para la constitución de un gobierno democrático.

Rajoy, en un comportamiento indecente, no sabe muy bien por qué mantener a los soldados españoles. Lo único cierto en todo esto es que los conceptos de “paz” y “guerra” son antagónicos, no comulgan por sí solos y son difíciles de enfocar juntos. El líder de la Oposición acusa a Zapatero de ‘ocultar’ que estamos en ‘un escenario de guerra’ ($) en una de esas actuaciones irremediables que suscitan las críticas por la ingenuidad del PP. ¿Ahora vienen con estas? Lo peor es que se ha reflotado el espíritu de Irak en una de las maniobras más vergonzosas de nuestros dirigentes políticos, lo que ha derivado en una vuelta a la realidad y un nuevo enfrentamiento entre las dos grandes fuerzas políticas. Y no tiene nada que ver.

Pero no hay que olvidar que el contingente español -formado por 1.100 personas- se encuentra en un escenario de guerra, donde las balas son auténticamente voraces y los insurgentes fundamentalistas no son niñas de papá. Aquel avispero está plagado de desertores y asesinos. Y tanto en Irak, Afganistán como el mismísmo Líbano reside el mismo enemigo ($).

El debate que trasciende ahora es si, después de las desafortunadas muertes, los militares españoles deben regresar a nuestro país o si, por el contrario, deben permanecer en la zona, y más después de conocer que los militares muertos no disponían de inhibidores de frecuencia. Pero, esto que ha sido utilizado desde las filas del PP para erosionar, de nuevo, al Gobierno, hay que cogerlo con pinzas. La situación es peligrosa, sí, pero, aunque uno es detractor del ejército, no es momento de replegarse. No es momento de dejar en bragas una misión auspiciada por las Naciones Unidas para defender un modelo de sociedad. España ha pagado con sangre un compromiso mundial por la paz. El terror sigue azotando otros países que continúan inmersos en una innecesaria y crítica guerra.

About these ads

One thought on “La crisis del Líbano pone de vuelta a la realidad

  1. esta gente no tiene ningún tipo de dignidad, si vas a dar por culo por lo menos esperate unos días a que apse el funeral…. no respetan a ningún muerto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: