Tiempo de regreso para las viejas glorias

Las segundas partes nunca fueron buenas. Pero quizá en la música este aforismo tiene una traducción especial. Después de un tiempo admirado, cualquier etapa anterior siempre es añorada, sí, pero la confirmación en los últimos años del regreso de grandes bandas de rock es siempre una noticia bien acogida por todos los amantes de la música. Los tiempos han cambiado pero hay quienes han decidido emprender una nueva aventura.

Los últimos que han anunciado su retorno son los legendarios rockeros The Eagles, autores del excelso Hotel California, uno de esos himnos musicales sin fecha de caducidad que marcan toda una generación y que todavía, treinta años después, sigue emocionando tanto a pequeños como a grandes. Y es que los californianos han descongelado el infierno tras 29 años de la grabación de su último disco de estudio.

Pero no son los únicos que se suman a esta moda, ya que en los últimos años hemos asistido al retorno de viejas glorias que, quizá por exigencias económicas o por dar rienda suelta a una inagotable creatividad, han decidido desempolvar las botas, los micrófonos y las guitarras para subirse, de nuevo, a la camioneta y recorrer así los escenarios que les vieron nacer.

Es el caso de los monstruos sagrados del rock, Guns`n’ Roses, que regresaron con más pena que gloria, aunque tan solo con la presencia de su mítico y admirado vocalista Axl Rose. ¿Quién no recuerda el comienzo de ‘Sweet Child on mine ‘? Irrepetible, al igual que sus grandes éxitos ya jamás podrán recuperarse, al menos en esencia. Y es que el demorado disco ‘Democracy Chinesseaún no ha visto la luz después de doce años preparándose.

Quienes han roto también un silencio de diez años han sido los zaragozanos Héroes del Silencio. La banda liderada por el ecléctico y provocador Enrique Bunbury, autor de otro himno que marca un antes y un después , parece haber dejado atrás las rencillas personales que dieron al traste con el mayor proyecto de rock de la historia de la música nacional. De hecho, una década después, el grupo español más internacional sigue sonando en las emisoras y discotecas alemanas.

De nuevo a la carga, Smashing Pumpkins ha grabado, siete años después, un alentador disco titulado ‘Zeitgeist’ , en donde rememora su pasado más actual gracias a un sonido estridente, muy guitarrero y contundente. Los chicos de Billy Corgan, que han iniciado otra vez su relación profesional, han protagonizado su esperada resurrección musical. Y, por si fuera poco, se han metido en una gira mundial que les ha llevado a participar en los mejores festivales, y los que es más que seguro sonará su gran ‘Tonight, Tonight’ .

Los veteranos The Who, casi olvidados, dieron el campanazo el año pasado tras dar a conocer una buena noticia para sus miles de seguidores pero irónicamente mal acogida por los fabricantes de guitarras, aunque su mítico líder Pete Townshend ya adelantó que jamás volvería a romper los instrumentos. Los tiempos han cambiado, aunque todos recuerdan aquella peculiar forma de rasgar las seis cuerdas como en Baba o’Riley .

Otros rockeros salvajes, otra de las mejores bandas de todos los tiempos, Deep Purple han pasado de estar en la memoria para estar, como a ellos siempre les gustó, entre amplificadores, cables y rodeados de sus fans. Como chavales, los británicos, que han sufrido numerosos cambios en su formación a lo largo de su extensa biografía, ya saltaron a la escena musical hace cuatro años con ‘Bananas’. El disco ‘Rapture of the deep’ les devolvió a los escenarios en 2005. Simplemente con escuchar el riff de guitarra más famoso de la historia vale la pena acudir a su cita.

Klaus Meine, artífice de Wind of change’, quiso rememorar también viejos tiempos junto a sus Scorpions. Y, como no podían ser menos, los germanos rescataron los temas encarcelados en un triste cajón para grabarlos y editarlos. El resultado, un nuevo disco titulado Humain Tour I. Con veinte años a sus espaldas, no se han olvidado de tocar y, con la ayuda del productor Desmond Child dieron forma a las nuevas canciones.

Visto lo visto, parece que el rock no ha muerto. En España, la herencia forjada en los ochenta ha sido recuperada, o se intenta, gracias a grupos que abanderaron aquellos días como Los Ronaldos. Su simpático líder Coque Malla, quien en su día ya le dijo adiós a papá , dejó su poco prometedora carrera como actor para hacer lo que mejor sabe hacer. Su recopilatorio ‘Guárdalo con amor’ se ha paseado por todas las salas de conciertos de España. Y la aventura continúa porque si bien es cierto que los rockeros nunca mueren.

LEA EL TEXTO ÍNTEGRO

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: