Internet, control o descontrol

Internet es, en estos tiempos en los que vivimos, pieza fundamental en el ámbito laboral pero también a nivel personal. La tecnología ha facilitado la vida hasta tal punto que buscamos constantemente la comodidad. El tiempo es más que oro, por lo que perderlo supone no poder volver atrás. Tanto es así, que se ha convertido en el producto tecnológico más importante de los últimos 25 años. Y aunque España avanza lenta pero constantemente, las conexiones distan mucho de lo esperado.

Herramienta indispensable de comunicación, la Red de Redes no está exenta de riesgos, puesto que entraña muchos peligros a consecuencia de un uso incorrecto y descontrolado. Pero es más: un simple error informático inesperado puede sumir en el caos a un aeropuerto, por poner un ejemplo.

Es una gran telaraña donde nos podemos encontrar lo inimaginable. Lo publicado en los portales preocupa de tal manera a los poderes públicos que ya existen casos en los que se han modificado algunos textos críticos para convertirlos en una plataforma a favor. La CIA, el Vaticano o el partido Demócrata estadounidense cambiaron entradas de la Wikipedia con el ánimo de tergiversar la información. ¿Quién controla, en realidad, a la popular enciclopedia on line?

En este sentido, es razonable la pregunta que se realiza Enrique Dans en su columna ‘¿Qué hacemos en Internet?’:

“Con Internet, la naturaleza del ordenador cambió de manera radical: de herramienta de productividad, de máquina de escribir o calculadora sofisticada, el ordenador pasó a ser una ventana abierta al exterior, una manera de comunicarnos. La aplicación más inmediata que le dimos, la llamada killer application del momento, fue el correo electrónico, una forma de comunicación que llenaba de manera muy cómoda el vacío existente entre la sincronía total (y, por tanto, la elevada intrusividad) del teléfono, y la asincronía radical con un intervalo de varios días de la carta postal. (…) De repente, la conexión a Internet pasó a ser una característica absolutamente imprescindible del ordenador: si ésta no funcionaba, nos entraba la tentación de irnos a nuestra casa.”

El próximo reto de los desarrolladores web es mejorar en materia de seguridad. La ingente cantidad de documentos y archivos informáticos que residen en nuestros ordenadores y que son de vital importancia para la vida de una persona hace que prestemos mucha atención a los intrusos y procuremos disponer de un potente antivirus capaz de impedir a los hackers el acceso a un determinado ordenador.

Internet se basa en el principio de intercambio libre de información. Por esta razón, resulta descabellado ponerle trabas y un control exhaustivo. El intervencionismo es injustificable. La tendencia es propiciar un cambio de mentalidad, asentar una mayor solidaridad entre los usuarios para evitar el uso pernicioso de Internet para que éstos, en comunión con el sentido del respeto y el bien, autorregulen los contenidos. Tarea complicada.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: