‘La ciudad de los árboles’, rock etílico sin complejos con una mirada a antaño

Cargado de sentimentalismo y con una mirada hacia el pasado regresan Mägo de Oz con La ciudad de los árboles, disco con el que ponen punto y final a la trilogía Gaia. De nuevo, las melodías celtas se funden con potentes sonidos de guitarras. En esta ocasión, pinceladas de sintetizadores pintan cuidadosamente algunos momentos, que esquivan los golpes melódicos y rebajan la dureza de las guitarras.

Es un disco muy etílico-festivo. Las letras siguen siendo poesías muy al estilo de Txus, con consejos que ayudan a sobrevivir, a afrontar los problemas, a sentirse capaz de desafiar cualquier aspecto negativo que nos encontremos en el camino. Todo un manual en el que seguro te identificarás. Sin embargo, dejan un poco que desear por su sabor agridulce y su escasa originalidad.

A punto de cumplir veinte años de carrera, Mägo de Oz sigue ofreciendo un mundo con tintes poéticos y surrealistas, reflejando las controversias religiosas y ofreciendo sagaces críticas a la sociedad circundante.

Está más orientado a los comienzos. Con gran energía y temas mucho más cortos. Es directo pero es el más descafeinado y ligero de sus últimos trabajos. La épica se mantiene, aunque un tanto olvidada.

Aquí podemos encontrar melodías comerciales y pegadizas, los habituales gritos y susurros de José Andrea, estupendos solos de guitarra y trabajados teclados. Como en discos anteriores, realizan una adaptación de los clásicos. En esta ocasión le toca a ‘39’ de Queen rebautizada como ‘Resacosix en la barra’. Llama la atención la incorporación de una sugerente y extraña ‘ranxeira‘ -mezcla de ranchera y muñeira- titulada ‘Y ahora voy a salir’ , todo un homenaje al público mexicano que tanto fervor le promulgan al grupo.

La banda madrileña recupera la estética más rockera, con pantalones de cuero y botas de punta. Como antaño. Sin tanta ostentación neogótica. De ahí que uno de los temas más brillantes sea ‘Mi nombre es rock ‘n’ roll’. Una letra contundente que bien puede reflejar la filosofía que rodea a una auténtica banda de este género musical.

Cada canción tiene su estilo. Existe en este disco un rotundo cambio, siendo mucho mas divertido. Sin tantos arreglos, ‘La ciudad de los árboles’ es un disco sencillo. De hecho, los violines, aspecto representativo de este grupo, no aparecen tanto como nos tienen acostumbrados. Se echa de menos más fuerza pero Mägo de Oz siempre ha hecho lo que ha querido. Y esta vez, sin prestarle atención a las críticas que les tildan de ‘comerciales’, lo han vuelto a conseguir.

About these ads

5 thoughts on “‘La ciudad de los árboles’, rock etílico sin complejos con una mirada a antaño

  1. Aniuxa dice:

    Siempre que vengo, me da una envidia!! Saludos hasta la otra orilla

  2. Alfaro dice:

    Daze, amigo, ya sabes que pedirles a Mago de Oz que sean más originales y que hagan algo distino a lo que vinen haciendo es más difícil que pedírselo a Sabina, Manolo García, Enrique Bunbury… siempre son ellos. Ellos son su propio estilo. Su sello.
    A mi no me gustan mucho Mago de Oz, pero reconozco que han creado estilo, y eso es digno del mayor de los aplausos.
    Abrazos Daze, crack!

  3. charlycesar dice:

    Exelente disco lo acabo de comprar y todavia no me canso de escucharlo es cierto que tiene algunos cambios y variaciones en relacion a los discos anteriores pero los cambios son buenos me gustó mucho

    POR SIEMPRE MÄGOS!!!!!!!!!!

    Saludos desde Venezuela

  4. [...] 26, 2007 Contentos con el resultado, Mägo de Oz acaba de editar su décimo disco de estudio, ‘La ciudad de los árboles’. Un disco “diferente” y arriesgado que ha sacado a relucir su lado más “canalla”. La banda madrileña de [...]

  5. Iväno dice:

    Hola a todos, yo tambien soy mu fan de Mägo de Oz, y es que tienen un concepto muy duferente que atrae a escucharlos; bueno, en fin, so fan, tanto tanto que compre un disco que tal vez no valga la pena mucho comprar “Laciudad de los arboles”, Txus parece Gen Simmons(KISS) al tratar de sacar discos con canciones sencillas y pegadizas por que sabe que va vender bien y como ya tiene un buen de fans, pss es casi logico que lo compraremos, por lo menos a mi si me decepciono, mas la cancion del nombre homologo del disco, es que tiene un estribillo pegadizo pegadizo y muy sencillo, como que Txus dijo: “hagamos un nuevo disco, le pongamos la ciudad de los arboles perdidos, si, eso, y un estribillo pegado a todas las canciones, y una letra sencilla y ya, los fans lo van a comprar”, La cancion de “mi nombre es rock & roll” la neta es como la del “hijo del blues” esa ultima si esta buena, pero la de mi nombre es rock and roll me parece un fraude, para empezar dicen “mi moto , sexo, y rock and roll” osea, copiando el lema americano de sex, drougs and rock n’ roll, pero no ponen la palabra drogas, creo que por que no se drogan o no se yo, el chiste que este disco es 100% comercial y NO ME GUSTO, ASI COMO TAMBIEN ME AREPENTI DE HABER COMPRADO BELFAST, no asi los demas discos que la neta son la ley.Aun asi sigues siendo mi grpo favorito de habla hispana.
    si aguien opina lo mismo me gusaria saberlo, = y si no opina lo mismo tambien, mandenme un correo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: