Inmigración, dos visiones distintas

La comunidad hispana en Estados Unidos no es homogénea. Los afroamericanos, por el contrario, mantienen una conexión radical menos importante en el que la razón de donde provienen queda en un segundo plano.

Cada nacionalidad tiene diferente concepción de la problemática política. Y es que, por poner un ejemplo, los cubanos llegan con la privilegiada vitola de ser exiliados. Es toda una “reliquia de la Guerra Fría” que se puede aprovechar en todos los ámbitos. La mayoría viene como refugiados económicos o políticos y, en primera instancia, son bien acogidos.

Son muchos los cubanos que se declaran votantes republicanos. Mientras, “la mitad de los mexicanos están dispersos pero votarían a John McCain sin miramientos”. Cifras sorprendentes que en nuestro país sería difícil de encajar posiblemente. En este año de elecciones, los norteamericanos saben perfectamente que la batalla electoral se puede librar en Florida y Ohio, que es donde se buscará mayoritariamente el voto latino.

Si se organiza un sentimiento antilatino, los hispanos sí se movilizarían a pesar de ser un grupo débil y disperso. Son muchas y diferentes nacionalidades, todas ellas con sus tradiciones y sus creencias pero una potencial y electoral fuerza migratoria, según reconoce el ex embajador de EE.UU. Crescencio Arcos.

Y en esta premisa han sabido acogerse mejor los demócratas, que saben que pueden desequilibrar la balanza atrayendo los latinos a su fugaz territorio. El próximo presidente “deberá buscar una salida a la inmigración ilegal”. Sin embargo, en el seno del Partido Demócrata todavía son temerosos de plantear tales cuestiones para evitar confusiones entre los propios inmigrantes.

El caso español

Algo parecido sucede en España donde Mariano Rajoy ha sido duramente criticado, y con razón, sobre el famoso ‘contrato de integración’. Sin embargo, a pesar de hacer demagogia, el Partido Popular ha sido el único que ha puesto sobre la mesa un tema verdaderamente delicado que todavía nos sabemos cómo tratar.

Y no es extraño pues el presidente Zapatero, artífice de una regularización masiva que, por mucho que les pese a algunos, conlleva una reestructuración como primer escalafón hacia una normalización. El PSOE ha puesto en marcha mejoras sustanciales a lo largo de la legislatura pero no ha querido alargar más el brazo para que no le tilden de haber tenido la mano ancha, como ha comentado el periodista y autor del Libro de la Inmigración en España, Xavier Rius.

Así las cosas, el conjunto de los inmigrantes no pueden ser ni votados ni, por supuesto, ejercer el derecho al voto aquí en España, lo que se convierte en un verdadero indicador de las desigualdades sociales a las que nos enfrentamos. La única posibilidad de acudir a las urnas es disponiendo de la nacionalidad, y ésta es alcanzable de diversos modos, algunos recurriendo algunas ‘trampas’.

Y es que “los hijos que nunca tuvimos han venido de golpe con el nombre de Wilson y Mohamed”. Pero eso no es rechazable, pues la gran mayoría de ellos, pacíficas y honradas personas, contribuyen tanto al crecimiento demográfico como económico del país.

Por tanto, los inmigrantes permanecen al margen del debate público. No interesa. Y al no interesar, se puede apelar al miedo para movilizar al electorado, tal y como sucedió en tiempos de Aznar quien siempre se ha mostrado partidario de agitar el fenómeno migratorio. Puro electoralismo pero nada humanista, necio y poco prudente. O ¿qué sucede con la semántica del lenguaje al utilizar constantemente cayucos y pateras como arma arrojadiza?

“Tratar la inmigración como un problema en vez de cómo un fenómeno es un riesgo”. El único partido que lo ha planteado de esta forma ha sido Izquierda Unida y, como es obvio, se quedaba más solo que la luna. Algo positivo que han llevado a cabo los socialistas es la implantación del Catálogo de ocupaciones de difícil cobertura(PDF), que se ha venido utilizando como una forma más de regularización. Los tiempos cambian.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: