Un año para recordar

Nada puede hacer que este 2009 permanezca en el recuerdo. Al menos, para recordar con nostalgia y no con odio. Lo mejor de este año es que acaba. Nada bueno bajo un sol con menos potencia ha conseguido calmar una dura despedida. Pero, al margen de problemas personales -lo más duro-, la vida ha estado un tanto revuelta. Idas y venidas, grandes sorpresas. Inesperadas muchas, ansiadas otras.

No resultó ser un desconcierto que Cristiano Ronaldo fichara por el Real Madrid pese a asegurar, al comienzo de enero, que era “mentira” que fuera a vestir de blanco. Meses después, en julio, y con el regreso de Florentino Pérez a la presidencia, el portugués hizo realidad el sueño de su niñez. Brotaron lágrimas sobre 94 millones de euros. De felicidad en este caso, claro, no las que Bob Marley derramaba en la canción ‘No woman no cry’ cuyo autor, Vincent Ford, falleció a los 68 años.

No tenía tantos años pero su pérdida fue muy sentida. Antonio Vega nos dejó para irse a descansar al rincón de su recreo, aquel que tanto añoraba y que, al final, lo encontró. Se convirtió en otro ángel, aunque no el de Charlie porque ése honor solo estaba destinado a Farrah Fawcett. ¿Y qué decir de Mario Benedetti? Ya no sonará su voz llena de ‘táctica y estrategia’. Con él supe a amar a una mujer. Otro que nos abandonó y, con él, una estela de cariño, esperanza y solidaridad fue el curtido Vicente Ferrer. Maestro, seguiremos su legado. Pero para veteranos Bruce Springsteen que publicó, como cada año, su disco, o Metallica que, por fin, entraron en el Salon de la Fama del Rock’n’Roll o, para qué olvidarlo, el regreso de Kiss y U2.

En lo deportivo, este tampoco ha sido la temporada de Rafa Nadal. ¿De capa caída? Mal empezó el año en el Torneo de Abu Dabi al caer en la final con Andy Murray pero parecía que se encauzaría con el triunfo en Australia. Las lesiones en los abdominales y las desgastadas rodillas le pasaron factura. La alegría le llegó a final de caño con la cuarta Copa Davis. Este, sin duda, ha sido el año del Barça. Triplete demostrando su poderío. Hay que aprender como también hay que repasar el nuevo Tour de Francia de Alberto Contador, rey de París, y de los chicos del baloncesto. Eurobasket y a casa a disfrutarlo.

También ha sido una temporada atípica para la Fórmula 1. “Está en situación precaria”, ya advertía Gerhard Berger, de Toro Rosso, en enero. Y, efectivamente, así fue. Presupuestos, Caso Singapur, despidos, ventas y el fichaje más esperado: Fernando Alonso por Ferrari. El bólido color diablo será la expectación del próximo año. Este año, al menos en el cine, ha habido otro coche que ha causado sensación. Gran Torino. La película de Clint Eastwood triunfó en taquilla. Los números le dieron la razón: 21 millones de euros en tan solo tres días. De un veterano en esto de los Oscar a una primeriza como Penélope Cruz. La actriz madrileña se alzó con la dorada estatuilla. ¿Merecedora? No pero ya le tocaba.

A quien le tocó el gordo fue a Barack Obama. La voluminosa crisis que ha continuado mermando puestos de trabajo y acelerando los despidos. El nuevo presidente de los Estados Unidos fue coronado como un hito. Un héroe antes de llegar y, pese a marcar un punto de inflexión por ser el primer negro en la Casa Blanca, la guerra ha estado presente durante su mandato. Pese a tener en sus vitrinas el Premio Nobel de la Paz. Aunque, afortunadamente, no tiene nada que ver con su antecesor. Si el año anterior acabó con un zapato volando sobre la cara de George W. Bush éste fue mucho más allá. Una réplica del Duomo de Milán estampado en la cara de Silvio Berlusconi.

Las violentas imágenes dieron la vuelta al mundo. En todos los medios de comunicación, empresas que no pasan por su mejor momento. Un total de 29 medios cerraron y cerca de 5.000 periodistas se quedaron en paro, entre ellos, los compañeros de Soitu. Malos tiempos para la lírica. No solo en la profesión más bonita del mundo. Los despidos se han venido acelerando y acumulando. Royal Bank, General Motors, Pioneer, Motorola. Todo el planeta ha sufrido los duros azotes de la crisis, la misma que ha llevado a España a liderar a la baja vergonzosos ránkings.

La culpa, de los políticos, dirían algunos. A alguien hay que ponerle en la picota. A los desafortunados cambios en el Gobierno español que no han servido más que para mostrar su ineficacia-que habría que descatar la incorporación de la primera mujer en Defensa- habría que aplaudir la histórica valentía de Patxi López, primer lehendakari socialista. En el País Vasco ya se sienten nuevos olores, aunque ETA volvió a atentar como también lo volvió a hacer el IRA en Irlanda. Todos unos monstruos como el de Amstetten, que fue juzgado por sus crímenes. Nunca entenderé al ser humano como tampoco entenderé a los que siguen apoyando a Mahmud Ahmadineyad, reelegido presidente de Irán bajo la sospecha de fraude electoral.

Ya lo decía Al Pacino -”Amistad y dinero… agua y aceite” en El Padrino, moviendo hilos desde 1969. Muchas efemérides para el recuerdo. 40 años de Barrio Sésamo, Diez años de la revolución ‘Matrix’, diez años sin Enrique Urquijo o dos décadas sin Fernando Martín. En julio del próximo año tendremos que recordar el primer año sin Michael Jackson y eso que este mismo marzo anunció su regreso a los escenarios. Con él nació un nuevo mito. Para no recordar, la terrible epidemia de gripe A. Alerta cinco, pandemia inminente decían en abril. Se quedaron corto como lo que se pensaba al principio de la Trama Gurtel y estirando del hilo se llegó a mostrar un ignominioso sistema de corruptelas.

Nada de corto se sigue quedando la revolución impuesta por Internet, si no que se lo digan a los que firmaron el #manifiesto. La magia llegó con Spotify. ¿Por qué no lo inventarían antes? Otro año más en el que las nuevas tecnologías nos han hecho la vida un poco más cómoda. Que si las obras completas del Museo del Prado en Google Earth, que si la desaparición de la edición impresa del BOE para pasar a formato digital. Y más cosas que vendrán.

Un año para recordar 2008

Un año para recordar 2007

Un año para recordar 2006

About these ads

4 thoughts on “Un año para recordar

  1. Descargo y pago dice:

    Te has olvidado de Patrick Swayce, de Paul Naschy, de Jose Luis Lopez Vazquez,de Levi Strasuss,de Julian Lago, de David Carradine,Corin Tellado,el resumen del 2009 es la pila de muertos celebres que ha habido.

  2. josedaze dice:

    @Descargo y pago: Ya, y no solo ellos. Muchos más. Pero esto tampoco pretende ser una colección de muchos datos y cifras y nombres de TODO lo que ha sucedido. Se intenta, pero bueno. Gracias. Aunque sea en un comentario, lo tendremos recogido.

    Salduos desde Madrid.

  3. [...] fragmentos de algunos libros que me han parecido interesantes. Cada final de año no ha faltado un balance de lo acontecido en esos 365 días. Por supuesto, bajo el prisma de un completo [...]

  4. [...] Un año para recordar: 2009 [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: