¿Beneficiados o pagadores?

Zapatero, el Primer Ministro inglés, Tony Blair, el presidente de la República Francesa, Jacques Chicac y el ex-canciller, Gerard Sreader

El médico y escritor español Gregorio Marañón elevó la máxima de “aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones”. Eso es lo que está sucediendo desde hace unos años atrás en los medios de comunicación. Como podría resultar obvio, los acontecimientos que vivimos diariamente pueden ser interpretados desde diferente ángulo. Es realmente lícito llevarlo a la práctica. El último ejemplo que encontramos entre las páginas de los diarios españoles salta a la vista: El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha valorado el acuerdo sobre el presupuesto comunitario para el periodo 2007-2013 alcanzado por los Veinticinco en Bruselas como “un éxito colectivo“, mientras que el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, considera que es “tremendamente injusto para España“.

Desde el diario “El Pais” se opta por interpretar que “Gobierno afirma que se han conseguido todos los objetivos que se había fijado España”. El periódico del Grupo Prisa, como siempre fiel a las posturas del actual Gobierno (o el Gobierno fiel a las posturas de El País) alaba al presidente por haber cerrado el acuerdo como se esperaba y asegura que se ha conseguido garantizar el saldo neto de España respecto de la Unión Europea desde ahora y hasta 2013, y que ascenderá a 16.000 millones de euros. Probablemente me falten conocimientos financieros pero resulta que, a priori, son buenas cifras para la economía del país.

En otro tono critica “ABC” este recorte presupuestario. Según el diario de Vocento, con una ideología tradicionalista como es perceptible para todos, “Zapatero no aclaró en qué medida contribuirán a los saldos netos positivos calculados para el periodo 2007-2013 algunos fondos que ya estaban comprometidos en las Perspectivas Financieras de 1993 a 1999”. Si El Pais enaltecía al jefe del Gobierno español, ABC se muestra crítico con sus posturas.

Por si fuera poco, desde el diario digital “Periodista digital”, asegura que España se convierte en contribuyente neto entre 2007 y 20013, ya que Tony Blair ha desmentido al optimista Zapatero. Según las primeras declaraciones del Primer Ministro inglés “Irlanda y España han sido los menos beneficiados”. Pero, díganme también: ¿qué sería hoy en día también la isla británica sin las ayudas europeas? ¿Sería en este año que ya se está apagando un país acogedor, modernista a la par de cultural y con un nivel de vida incluso por encima de sus vecinos ingleses?

¿Ahora resulta que los españoles vamos a ser beneficiarios y pagadores al mismo tiempo?. La Cumbre de Presidentes ha llegado a un consenso entre los países que, como diría aquel, “cortan el bacalao”. Reino Unido quería embolsar en sus arcas una cantidad de dinero sin tener razón para ello, Francia no estaba dispuesto a ceder más terreno, España acudía con el deseo expreso de que el “grifo europeo” se prolongase paulatinamente durante este periodo comunitario y, el resto de países, ajenos a la discusión esperaban recibir las máximas ayudas posibles. Nadie ha estado por la labor de ceder.

En realidad, ¿se puede ser optimista y feliz cediendo 40.000 millones para la solidaridad con Europa?. España es lo que es gracias a los Fondos de Cohesión facilitados por el viejo continente y, durante quince años, lo ha sido hasta el punto de que se ha convertido en una de las potencias mundiales en materia económica. ¿Es hora ya de contribuir para que otros países intenten desarrollarse como hemos venido haciendo nosotros?

Claro que si se es avaro, pesimista y mezquino obviamente el optimismo y la generosidad son contradictorias. Afortunadamente, España es un país generoso y solidario. ¿No dicen que para eso están los amigos? Eso facilitará que los nuevos países que integrarán la Unión Europea puedan ponerse al mismo nivel que el resto. Es una tarea muy difícil y en la que estas naciones deberán organizarse de tal manera que puedan administrar todo ese capital en la mejora de las infraestructuras sociales.

Pertenecemos a un club solidario denominado Unión Europea. Si la no fuera solidaria no tendría razón de ser. No se hace un club de países para “putearse” entre si, sino para ayudarse entre todos y, sin lugar a dudas, a todos nos gustan que nos ayuden cuando lo necesitemos. Pero para que ello continúe así deberemos hacer un esfuerzo también.. Aquí no deben existir excepciones. Todos deben arrimar el hombro para ayudar a los nuevos socios. eso es lo verdaderamente importante. Sin embargo, Europa puede ser aún más generosa con ella misma y con los demás. Pese a todo, a mí todavía no me queda claro si somos beneficiados o pagadores. A veces, como diría el ilustre humorista Groucho Marx, “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

José M. Sánchez “Daze”

Un pensamiento en “¿Beneficiados o pagadores?

  1. Jesús dice:

    Bueno no tengo tiempo para leerlo entero ,pero europa se podria preocupar un poco de Africa y no solo de mirarse el ombligo todos a ver kien saca mas tajada. Si no se arreglan los problemas de fuera llamese explotacion de trabajadores en China y cosas de esas cada vez redundara más en que los paises ricos sean más ricos y los pobres más pobres y asi no vamos a ningún lado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: