Hasta siempre, querido fumador

“He sido el símbolo, durante muchos decenios, del placer. También de la elegancia y el glamour. De personalidad y estilo. He sido el compañero de hombres disconformes con la sociedad del momento. Me he metido en la cama de muchos españoles. ¿Qué hubiera sido de una relación sexual si yo no hubiera estado presente? HeSigue leyendo «Hasta siempre, querido fumador»