Archivos Mensuales: marzo 2006

Corrupción en Marbella (aunque no solo en Marbella)

Marisol Yagüe, tras la moción de censura de Julián Muñoz, acompañando a Isabel Garca Marcos y Carlos Fernández, del Partido Andalucista. Menuda estampa.

No es la última película de la saga del casposo policía que ha encarnado nuestro peculiar Santiago Segura. Ni tampoco el título de aquella “fantástica” serie norteamericana que interpretaba un policía hortera llamado Sonny (parecido a la marca de tecnología). El creciente descrédito que ha sufrido la administración local de Marbella ha trascendido lo conocido debido a los casos de corrupción de sus dirigentes políticos.

Todo comenzó cuando Jesús I El Corrupto decidió convertir una pequeña villa pesquera en un emplazamiento turístico con atracción para las mafias y la jet set. Pero aquel pequeño universo construido a base de talonario comenzó a vivir tiempos convulsos. No hubo jornada en al que se produjera algún tipo de sobresalto o entuerto político.

El legado de Don Jesús Gil ha sido desafortunado. Jamás pensó que su creación se derrumbaría tan rápidamente. En quince años, desde que subió al poder con aquel partido denominado Grupo Independiente Liberal (exacto, las siglas GIL) la ciudad se convirtió en un referente turístico en el que primaba la sobreexplotación urbanística y donde la gente adinerada encontraba un refugio regado por los más extensos placeres que solo el dinero puede permitir al hombre.

Evasión de impuestos, tráfico de influencias, delitos de cohecho, desvío de dinero (al Atlético de Madrid, club que presidía por aquel entonces). Nada escapaba a la mano de este pequeño dios. Incluso casi salió indemne de todos aquellos problemas alejados del filo de la ley. Ahora ha sido su actual alcaldesa, Marisol Yagüe, quien ha sido detenida junto a otros tantos concejales y abogados. La misma persona que subió al consistorio marbellí tras presentar una moción de censura al anterior alcalde, Julián I “el juli y que, curiosamente, pertenecía al GIL. Nada más y nada menos. Además, la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, expulsada del PSOE, también fue detenida cuando, irónicamente, regresaba de vivir su Luna de Miel, una Luna de Miel que se le ha atragantado de repente.

Sin embargo, no solo son delicias en el país de las maravillas. La provincia de Alicante vive su particular síndrome del poder. Los acontecimientos actuales que se han detectado tanto en Orihuela o Torrevieja son una muestra de un problema repetido hasta la saciedad en muchos ayuntamientos. La herencia de don Eduardo Zaplana I El Conquistador es lo que más le tenemos que agradecer todos los que vivimos en la Comunidad Valenciana.

Fueron sus mejores momentos, aquellos en los que fraguaba su imperio en el que anidan, actualmente, dirigentes populares como José Manuel Medina o Pedro Hernández Mateo, fieles a sus postulados. Las sospechas, nunca derivadas de la ignorancia, pesan sobre la mayoría de los alcaldes. Empresarios despechados, concejales realineados y toda una suerte de personajes secundarios se graban unos a otros y se lanzan arrojadizas acusaciones de corrupción. Es el argumento perfecto por el que cualquier periodista se pirraría.

La situación que vive Marbella no es muy diferente, por desgracia, de la de cualquier municipio con fuertes intereses urbanísticos en el litoral. Curiosamente, el Partido Popular (me he informado) tiene un código ético en el que obliga a sus cargos públicos a poner a disposición del partido sus puestos cuando son investigados por la justifica pero, inexplicablemente, en la práctica eso no se aplica. Pese a todo, incluso dirigentes del PSOE tampoco se salvan de la quema. Recordemos entonces los casos de Elda o Alicante, por la adquisición y concesión de terrenos. Pero, tal vez, esta trama pertenece a la segunda parte de esta película.

José M. Sánchez “Daze”

Anuncios

La cuenta atrás terminó: bienvenidos a laSexta

Con la frase de “Bienvenidos a laSexta. Bienvenidos al comienzo de una nueva aventura. Una ilusión, que hoy se hace realidad” inauguró su presidente, Emilio Aragón el nuevo canal que el Gobierno ha concedido. En escasos cinco meses los españoles han podido ver nacer dos nuevos canales. Desde 1990 eso no sucedía. La cuarta licencia de televisión privada analógica está dirigida por un grupo de empresas integradas en la sociedad Gestora de Inversiones Audiovisuales, liderada por las productoras españolas Globomedia y Mediapro, el grupo mexicano Televisa, y otras productoras más pequeñas como Bainet TV (propiedad del cocinero Karlos Arguiñano), Drive (en manos de José Manuel Lorenzo) y El Terrat (presidida por el todoterreno Andreu Buenafuente), lo que significa que el actual gobierno socialista dispondrá de un nuevo medio de comunicación “riguroso e independiente” y que no tratará de lavarle las alforjas.

Todos sabemos que el fútbol es considerado elemento de interés público. Por ello, todas las cadenas nacionales desearían ser ellos los que pudieran explotar los derechos de emisión. Pero ¿adivinan quién emitirá el próximo Mundial de Alemania? Efectivamente. Este nuevo proyecto ha supuesto el último de los grandes cambios previstos en el panorama audiovisual español, aunque este es un caso atípico porque su alcance tan solo llegará al 70% de la población, que aunque no es moco de pavo, por ahora solo puede recibirse en grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Burgos, León o capitales de provincia como Salamanca, Toledo, Guadalajara, Vitoria, Orense y Elda (Alicante). ¿Se sorprenden? Sí, yo más que ustedes. Para nosotros los eldenses que estemos en el espectro de emisión resulta curioso. Todavía nadie nos ha dicho por qué nosotros y no una capital como Alicante.

Pese a todo, el número de televidentes dependerá de la molestia que se tomen para sintonizarla en sus televisores y adaptar sus antenas para recibir la nueva señal, porque como no lo hagan se quedarán sin ver los partidos del campeonato del mundo, la cita futbolística más importante. Sin embargo, los responsables de la cadena han insistido una y otra vez en que ese límite puede superarse con la televisión digital terrestre. Es decir, que en las zonas a las que La Sexta no llegue los partidos podrán verse a través de la nueva tecnología. Pues eso esperamos todos porque España, tal vez, no llegue a la final pero ¿y lo bien que nos lo pasamos todos viendo los partidos con un par de cervezas regodeando nuestro paladar?

El caso es que la cadena ha llevado a cabo una intensa política de fichajes de rostros muy conocidos. Es, básicamente, una apuesta muy arriesgada, que será difícil cumplir con los objetivos marcados para el lanzamiento de una televisión. Entre ellos, Santiago Segura, el Gran Wyoming, Olga Viza, Mamen Mendizábal, Helena Resano, Juan Ramón Lucas. En fin, rostros archiconocidos a nivel nacional que tratarán de competir con otros programas más asentados, porque es evidente que los ciudadanos son reacios a las cosas nuevas y será muy difícil calar en la sociedad. Aunque, ánimos no les faltarán.

José M. Sánchez “Daze”

Agencia EFE: Veinte años después…para poder comparar

logotipo anterior, que ha dado la vuelta al mundo El nuevo emblema de la agencia EFE
Después de más de veinte años, la agencia de noticias Efe ha cambiado su tradicional logotipo por uno más lineal y recto para adecuar su estilo al tiempo actual. Su tipografía redondeada, que se ha expandido mundialmente, nos dice adiós. El nuevo parece emanar modernidad, aunque sí que han querido mantener su mítico (e institucional) color azul. Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados, todavía tendremos que esperar algún tiempo para que nos acostumbremos a este emblema, particularmente poco original. Dicen que en la sencillez está el buen gusto, pero ofrece una imagen poco profesional.

Todo cambio en la imagen corporativa de una empresa (cualesquiera) implica un proceso largo para sustituir definitivamente la cartelería, el manual corporativo o las tarjetas de visita, aunque es tremendamente interesante porque esta operación hace que se le limpie de tal manera la percepción que tienen los ciudadanos desde el exterior.

La agencia Efe, que se fundó por Ramón Serrano Suñer en Burgos en el histórico año 1939, se ha convertido en la mayor empresa de distribución de noticias de España y Latinoarmérica. Tuvo su primera inmersión en el panorama mediático a finales de la guerra civil española, conflicto bélico que dio comienzo en julio de 1936, a raíz de la sublevación de un sector del Ejército contra el gobierno de la II República, y que concluyó el 1 de abril de 1939 con la victoria de los rebeldes.

La nueva marca deja el círculo que envolvía el nombre de la agencia y pasa al cuadrado, con las letras ‘F’ y ‘E’ en su interior y la primera ‘E’ fuera. Esta ‘E’ inicial ejemplifica la renovación de la empresa, resalta su liderazgo en noticias en español y el compromiso con el idioma castellano, uno de los pilares de los objetivos de la que es la cuarta agencia del mundo. Eso es, al menos, lo que dicen sus directivos.

El signo de los dos puntos, una de las grande innovaciones del logotipo en relación al anterior, expresa la misión y actividad de la empresa y pone la atención sobre todo aquello que “es” y lo que sigue, dando la voz y la palabra a los demás. Para su director, Alex Grielmo, “este signo ortográfico simboliza la objetividad” .

¿Por qué EFE? Mucho se ha discutido sobre el origen del curioso nombre de esta agencia, que puede provenir de la letra inicial del partido que la fundó y a cuyo servicio estuvo, La Falange Española; o de Francisco Franco; o de una de sus publicaciones FE; o de su predecesora la agencia Frabra, en cualquier caso es un misterio que nunca ha sido claramente revelado.

Y ahora les lanzo una sencilla pregunta:
-¿Qué logotipo les gusta más?

José M. Sánchez “Daze”

ETA: a ver quién da más…

A las 12’15 horas del pasado 22 de marzo del 2006, la banda terrorista ETA anuncia el alto el fuego permanente. Las primeras impresiones son ambigüas y contradictorias. ¿Será eso verdad? ¿Qué hará el señor Zapatero a partir de ahora? ¿Estarán pidiendo una tregua para reorganizarse y combatir aún más cruelmente? Nadie sabe nada pero la maquinaria mediática comienza a funcionar. En el momento de conocer la noticia, los medios de comunicación empiezan a rodar y a intentar comprobar el alcance de la misma. A todos les ha pillado por sorpresa y tienen que hacer un esfuerzo para contextualizar lo que acaban de enterarse. Aparentemente, es una buena noticia y con una gran repercusión, pero nunca se sabe. Es increíble todos esos momentos tan tensos. Reacciones, contrarréplicas, contexto, balance, análisis, opinión, historia…En cierto modo, la prensa vuelve a sus inicios cuando un acontecimiento de magnitud nos sobrepasa. Hay que extremar la cautela y no creerse absolutamente nada. Por ello, a contrastar se ha dicho.

En escasos 60 minutos las emisoras de radio y las televisiones ya tienen confeccionada su puesta en escena. Apasionante. Todo se vive con un estrés incomparable. No hay profesión similar. Horas turbulentas en las que los periodistas se aferran como momentos de gloria. No pueden perder la oportunidad de contar todo lo que saben acerca de la problemática vasca. Y lo saben. Tienen que ofrecer algún elemento diferenciador.

La estampa es insólita: reuniones imprevistas, cuchicheos poco profundos, comentarios improvisados, inoportunas llamadas. ¿Optimismo? ¿Cautela? Todo el mundo actúa sobre la marcha. El escepticismo recorre las redacciones. No se puede perder el tiempo. A trabajar como solo en escasas ocasiones se tiene que hacer. Los diarios españoles han reaccionado de forma distinta al anuncio del alto el fuego permanente de ETA, aunque casi todos han ofrecido el mismo contexto socio-político.

La prensa ha sido benevolente con este delicado tema y ha desempolvado sus hemerotecas y su base de datos rápidamente ha comenzado a funcionar para ofrecer la mayor cantidad de información. El lector se ha encontrado por delante muchas páginas sobre la supuesta tregua indefinida.

El diario El País ha dedicado un total de 14 páginas a buscar las reacciones al comunicado de los terroristas y ha realizado un exhaustivo balance de los cuarenta años de atentados. Algo parecido ha hecho el diario Información, que ha localizado el suceso y los infográficos se han puesto manos a la obra para ilustrar las 21 páginas que ha dedicado. El diario El Mundo, tan combativo siempre, ha titulado “ETA declara el auto el fuego permanente para conseguir la autodeterminación”. Esta era la apertura de las 15 páginas de su edición.

El buque insignia de la editorial Vocento ha tratado el tema en 19 páginas. ABC siempre en su línea consercadurista, ha seguido el ejemplo del diario de Pedro J. Ramírez. Por su parte, el diario La Razón habla de la tregua a lo largo de 15 extensas páginas repletas de comentarios analíticos y docuementación. Pero quien se ha llevado la palma (al menos hasta donde yo he podido acceder a nivel local) ha sido el diario La Verdad, en el que su base de datos ha hechado humo en el último día, porque ha tratado el tema desde todos los ángulos y perspectivas durante 26 largas páginas.

¿Tanta información abruma y aturde al lector? ¿Ya saben lo que se iban a encontrar? ¿Les ha sorprendido? Lo cierto es que la prensa, maquinaria de creación de opiniones, se ha volcado con el tema y ha tratado de ofrecer el mayor contexto posible porque, dicho sea de paso, estamos ante el principio del fin de ETA. Eso, al menos, quiero pensar. El tiempo nos dará la razón (o no).

José M. Sánchez “Daze”

Hoy tuve un sueño…

Algún día espero que esta página se publique de verdad…
José M. Sánchez “Daze”

España es racista (pero solo unos pocos)

Eto'o, gran futbolista, pero con una gran boca también.

Entré en una cafetería de esas apartadas de los mundos dejados de Dios. Quería ver el partido de fútbol que enfrentaba a la Real Sociedad contra el indiscutible líder de la actual Liga, el F.C. Barcelona. A primera vista fue emocionante rodearse de toda aquella gente y ser observador desde el interior de un círculo compuesto mayoritariamente por hombres y alguna que otra mujer de edad avanzada acompañando a su marido. Y allí estaba él. Pequeño, sonriente y enérgico. No tendría más de 11 años pero ya se conocía todas las alineaciones de su equipo además de la del equipo donostiarra.

Lo que me pareció en un principio en una agradable jornada disfrutando de buen fútbol se convirtió en una oda al racismo. Aquel niño, cuyo nombre no quiero acordarme, señaló al jugador camerunés Eto’o y comenzó a ejercitar un baile particularmente similar al de un simio. Su delantero favorito y le trataba como un vulgar mono de feria. Por supuesto, su padre, impasible ante el comportamiento de su hijo, vomitó los diez mandamientos del buen insulto. Y se los conocía de carrerilla. ¿Es Eto’0 un racista? ¿Somos los españoles unos racistas?

Lo primero que hacemos todos es negar lo evidente: hay ciertas actuaciones que son xenófobas pero las toleramos, no sé muy bien por qué. Los dirigentes políticos saben de lo que hablo. Son expertos en el uso del lenguaje eufemístico. Sin embargo, ejemplar fueron las palabras del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch a posteriori de vergonzoso incidente racistas ocurridos en el estadio de La Romareda, en el encuentro entre el Barcelona y el Zaragoza el pasado sábado 25 de febrero, quien ha invitado recientemente al deportista camerunés a visitar la ciudad con su familia y comprobar así que los mañicos “no son racistas”. Y probablemente no lo sean, pero los actos vandálicos protagonizados por un grupúsculo de desaprensivos se extiende al resto de la ciudadanía que entiende los gritos de un primate (ya saben, “uh, uh, uh”) como parte del juego.

Si algo sabemos los periodistas es que la utilización de unas palabras u otras implican una interpretación que lleva implícita unas ideales. Es lo que se conoce normalmente como leer entre líneas. Pese a todo, yo me pregunto si este acontecimiento hubiera tenido tanta trascendencia si insultan al vecino negro que pasea diariamente por nuestra ciudad y se dirige a trabajar. El problema es que los adultos quizá sepan discernir los lances del deporte de la realidad, pero ¿un niño de 13 años es capaz de hacerlo? En una edad tan sumamente complicada y convulsa en la que se va formando como persona, todo lo que ve y lo que recibe lo toma como bueno y positivo. Su padre, modelo ejemplarizante de comportamientos y actitudes, tiene el deber de educarle de la forma más correcta posible e inculcarle unos valores asentados en la igualdad, la tolerancia y la libertad. Todavía está a tiempo.

José M. Sánchez “Daze”

El País cambia de director

Sorpresiva noticia para el mundo periodístico-empresarial. Javier Moreno será el nuevo director del diario El País, y será el cuarto en la historia del diario. Jesús Polanco, presidente de Prisa, ha propuesto su nombramiento en sustitución de Jesús Ceberio, que ha dirigido el rotativo en los últimos 13 años. Lo que todavía no sabemos es dónde irá a parar el hasta ahora responsable de la edición del rotativo madrileño. ¿Abandonará el grupo editorial? ¿Se quedará como columnista como hizo en su día Luis María Anson antes de dejar enpantanados a los de La Razón? ¿Creará su propio canal de televisión? Probablemente, no les importe pero ha sido un respetable profesional y, sinceramente, a mí me gustaría saber qué va a pasar a partir de ahora. ¿El País se va a radicalizar y se le va a ver aún más “el plumero”? Todo se verá, todo se verá…y estaremos aquí para contarlo (o eso espero).

José M. Sánchez “Daze”

Los ripios de San Google

Hace años nació el puenting, hace otros tantos se extendió el zapping y hace relativamente poco tiempo apareció, desgraciadamente, el mobbing. Curiosos términos que acuñados gracias a la utilización de la raíz anglosajona -ing. Ahora ha llegado el googling, el nuevo deporte nacional de los norteamericanos que consiste en espiar la vida privada de los ciudadanos de a pie. En este espacio ya hemos comentado en alguna que otra ocasión las diversas modas, peligrosas modas, que van apareciendo gracias a las nuevas tecnologías, y como tales reflejan un comportamiento abusivo por parte de quienes lo practican.

Por esta razón, los que quieran conocer el pasado y presente de algunas personas o sus gustos y aficiones pueden hacerlo casi con total seguridad si nos encomendamos a la sabiduría de San Google. Lo que él no sepa… Los datos privados circulan con total normalidad por la Red de Redes, como consecuencia de la inmensidad de Inernet. El caso es que cada vez más incluso los anuncios de televisión invitan a los espectadores a “googlear” para averiguar más sobre los productos que promocionan. “Entren en nuestra página y consulte las bases del nuevo concurso”. Y ni concurso ni leches. Esa estrategia sirve para “espiar” a susceptibles nuevos compradores. O ¿para qué creen que sirve registrarse en algunas páginas gratuitas? ¿O es que ya no recuerdan las preguntas que tuvieron que rellenar para comenzar a utilizar su propio correo electrónico? Desde sus gustos, aficiones para que, posteriormente, reciban publicidad.

Internet, por su naturaleza, se hace casi imposible “meterle mano” a la regularización de sus contenidos. Lo que originalmente era un campo limitado a las personas famosas y las grandes estrellas del celuloide se ha convertido en la pesadilla de miles de personas anónimas, que ven cómo su vida privada pasa de un ordenador a otro con la rapidez de un clic. Aunque aquí en España tenemos algo a favor. La ley limita el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

La mayor parte de la gente no sabe que sus datos privados aparecen en Internet. Pero el mayor problema que se plantea es discernir si los datos que apareen en nuestro ordenador son ciertos y verdaderos. Google, el mayor buscador del planeta (o el mas utilizados por los usuarios, según se mire), contiene infinitas entradas de información, por lo que está en nuestras mentes el pensar que lo que no aparece en él, no existe.

José M. Sánchez “Daze”

Blogs y medios de comunicación: cantidad frente a calidad

Como todo el mundo sabe, los medios de comunicación son empresas. Exacto. Tienen sus propios ideales y lo manifiestan como se puede comprobar según la perspectiva que le dan a las noticias. Correcto, hasta aquí nada novedoso. Sin embargo, pese a que aparentemente todos los diarios son diferentes, el trasfondo es tan similar que sorprende. La mayoría de ellos repiten las mismas noticias, son redundantes y, lo que es peor, son aburridos.

No se investiga lo suficiente, no aclaran los acontecimientos, tampoco ofrecen contenidos originales y, lo que es peor, no profundizan en los temas. Reconozco la intensidad y la tensión con al que se trabaja en una redacción, pero eso no es excusa para discriminar la calidad de las informaciones, porque eso hará que pierda el interés por parte de los lectores. Y, por ende, los diarios gratuitos (ojo, que muchos de ellos no están del todo mal) avanzan terreno porque son, casi con total seguridad, tan similares a los diarios de pago que es normal que el ciudadano de a pie prefiera que su bolsillo permanezca intacto.

Todo es relativo. Con la llegada de la radio la prensa tuvo que recorrer a pasos agigantados un camino por el que nadie apostaba para así subirse al carro de la modernidad. La televisión se adelantó a su tiempo y los periodistas de toda la vida tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos, esos en los que una imagen vale mil palabras. Esto también es cierto. Cualquier día, en cualquier ocasión y a cualquier hora puedes escuchar una emisora de radio (la que sea, da igual) y, al día siguiente, ya sabes cómo van a informar los periódicos al día siguiente. No hay sorpresas, aunque todavía nos empeñemos en adorar a las exclusivas. Entonces ¿para qué sirve la prensa?

Cada vez hay menos periodistas capaces de darle una vuelta de tuerca a los temas diarios y más medios de comunicación contando las mismas historias. Los reporteros ya no buscan noticias ni tienen tiempo para investigarlas, están demasiado atareados cubriendo el sobredimensionado número de ruedas de prensa, actos y presentaciones que se suman a los cientos de notas de prensa que llegan a las redacciones. Sin embargo, en los blogs parece que se está ofreciendo una relativamente “nueva”, aunque está demasiado diseminada y es difícil de localizar uno interesante entre la multitud de textos repetitivos y, en muchos casos, carece de credibilidad si no está “enlazada” a un gran medio o fuente. El exceso de información provoca saturación. Lo más fácil del mundo, tanto en los medios como en los blogs, es repetir lo que ya han dicho otros. Es es nuestra pena negra…
José M. Sánchez “Daze”

¿Quién dice la verdad?

He leído un extenso artículo en Periodista Digital. Me parece interesante y, por ello, lo enlazo para que podáis consultarlo si no lo habéis hecho ya. Para un medio de comunicación, conseguir una exclusiva es el mayor logro que puede conseguir y más si consigue averiguar un caso de extrema delicadeza como es todo lo referente al la barbarie del 11-M. Se han dicho tantas y tantas cosas que a veces nada sorprende ya.

El Mundo, en su habitual alarde de periodismo de investigación, ha certificado recientemente que la “mochila de vallecas” no se encontraba entre las pruebas sumariales, por lo que se supone que es falsa. ¿Deben los medios investigar los problemas en principio solo dedicados a la competencia de la Policía y el Poder Judicial? Sin una prensa capaz de averiguar los entresijos de las administraciones y agentes públicos que conforman nuestra sociedad no se podría haber conocido casos como el de los Gal, Filesa, Fondos Reservados, que tanta preocupación ha tenido por parte de los gobiernos.

Sin embargo, el hacer uso de la prensa para lanzar sus propias teorías conspirativas puede ser peligroso. El fuego se ha reavivado rápidamente y, de nuevo, ya están los dos partidos mayoritarios lanzándose la patata caliente. Pese a todo, creo que todo se verá…

José M. Sánchez “Daze”

¿Cómo puedo proteger mis obras?

No hay nada peor para un escritor que alguien se le adelante y plasme sus ideas que tenía prefijadas en la cabeza, o lo que es peor, a nadie le gusta que le copien su trabajo y se adjudiquen el triunfo. En muchas ocasiones, cuando he pensado algo que consideraba interesante, la pereza y el cansancio me hizo olvidarme de ello. Sin embargo, tiempo después he visto relucir aquellos pensamientos que tuve, aunque con la firma de otra persona. Rabia y desesperación son los sentimientos que te llaman en esos momentos. Para que eso no suceda tan a menudo existen unas licencias creativas para proteger las obras. No es realmente un “copyright”, pero también tiene su eficacia.

Poner nuestras obras bajo una licencia Creative Commons es fundamental porque ofrece algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones. ¿Qué condiciones?. Hay un total de seis licencias Creative Commons para escoger, entre ellas, “Naciones en desarrollo” que permite que los derechos de autor se cobren solo en los países desarrollados del primer miento, mientras que las mismas se ofrecen de forma abierta en los países en vías de desarrollo. Interesante.

Aunque originalmente fueron redactadas en inglés, las licencias han sido adaptadas a varias legislaciones alrededor del mundo. Entre otros idiomas, han sido traducidas al castellano, al portugués y al catalán a través del proyecto International Commons. Existen varios países que están involucrados en el proceso: Brasil, España, Chile y Argentina ya tienen las licencias traducidas y en funcionamiento. México, Colombia, Perú y Venezuela (entre muchos otros) se encuentran en proceso de traducción e implementación.

Las licencias de Creative Commons también promueven la universalización del saber, ofreciendo la posibilidad de relajar los derechos de autor para que los internautas puedan hacer uso de las ideas u opiniones publicadas por otros. Nada que ver con el restrictivo “todos los derechos reservados”. El objetivo de Creative Commons, una organización no gubernamental y sin ánimos de lucro, es proteger los contenidos y darles a los autores la posibilidad de elegir qué derechos se reserva y cuáles se libera. Lo que es más importante para los usuarios españoles es que estas licencias están adaptadas a la legislación española (Ley de la Propiedad Intelectual y normas de derechos de autor). Para que luego digan que a uno le plagian.

José M. Sánchez “Daze”

Javier Ares: "Los medios públicos tienen la obligación de atender a todo el deporte en general"

Natural de la localidad zamorana de Villamayor de Campos, el periodista Javier Ares cursó estudios de Derecho en la Universidad vallisoletana, aunque siempre ha tenido predilección por el Periodismo. Su trayectoria periodística comenzó en Radio Valladolid-Cadena SER allá por el año 1972, donde se hizo cargo de la redacción deportiva. Este maestro de la información deportiva abandonó su ciudad natal y se trasladó a los estudios centrales de Antena 3 Radio en Madrid, cadena de la que fue director de deportes en 1992.

 

Especialista en ciclismo, ha sido la voz en más de veinte Tours de Francia, una docena de Giros de Italia y otras tantas ediciones de la vuelta Ciclista a España, aunque también ha retransmitido los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol. A lo largo de su brillante trayectoria profesional, Javier Ares ha asumido diferentes responsabilidades, entre ellas, la dirección general de Real Madrid TV en el año 1998, cuando por aquellos entonces estaba bajo el imperioso mando del Grupo Prisa.

 

Condecorado con dos Antenas de Oro, este vallisoletano, conocedor de varios idiomas como el francés y el italiano, ha sido profeta en su tierra en la que ha realizado el pregón de la Semana Santa. Hace siete años se hizo cargo de la dirección de deportes en Antena 3 Televisión y, actualmente, se encarga de presentar y dirigir Radio Estadio de Onda Cero.

 

Sigue leyendo

Ópera al marketing

Los medios de comunicación tienen una relación muy especial con los partidos políticos. En pocas palabras: se necesitan mutuamente. Como una simbiosis. Por esta razón, conocer cómo actúan y piensan los periodistas es tan importante para los dirigentes políticos porque así podrán expandir sus mensajes gracias a la capacidad de divulgación que tiene estos altavcesz mediáticos. Un claro ejemplo de ellos es la interminable campaña que se está llevando a cabo desde las filas del Partido Popular. Los cimientos sobre los que se sustenta su programa electoral están muy bien construidos bajo el paradigma de la uniformidad y apoyados en las ventajas que nos sirven en bandeja las nuevas tecnologías.

La última Convención Nacional del PP se ha convertido en una ópera al marketing. Una docena de blogueros estuvieron veinticuatro horas reseñando (positivamente, se entiende) sobre los planteamientos políticos del partido mayoritario de la oposición. Se preparó un escenario prometedor por el que desfilaron los miembros del partido. Vamos, si hasta tuvo un presentador y todo. Y, como no, durante las intervenciones de los cargos más importantes se coincidió con los informativos para que pudieran entrar en directo con sus palabras. Y tampoco es para menos decir que la propaganda capitalista llevada a cabo está inspirada en las grandes campañas norteamericanas en las que la imagen y el espectáculo son los dos factores más importantes, el mensaje político pasa a un segundo plano y se convierte en un emblema representativo y repetivivo.

El Partido Popular reafirmó sus dictámenes políticos, pero bajo la copa del árbol de lo ya conocido. No sorprendieron demasiado pero acertaron en presentarse ante los medios en esos tres días maratonianos en los que las luces y los fuegos de artificio aderezaron una convención prescindible. Bajo el lema “Hay futuro”, los asistentes salieron convencidos que sí que lo hay. Llegaron a todos los rescoldos del país y, todo, gracias a la decena de trabajadores que conforman el departamento de marketing y comunicación. Porque hay que reconocer que es increíble cómo se lo montan. Solo hace falta pasarse por la página web del partido porque allí uno podrá encontrarlo…todo. Más que nada porque el Partido Popular anda más avispado que el PSOE en cuestiones de comunicación. Son unos especialistas en el arte de la propaganda. Los populares han inaugurado una nueva forma de activismo con una gran eficacia en la difusión de mensajes, campañas y movilizaciones. Será cuestión de seguir entonando de esta manera.

José M. Sánchez “Daze”

11-M, una herida todavía abierta

Se trabajó bajo presión. Eran momentos muy tumultuosos y se tuvo que improvisar. Incluso tal vez no se reflexionó lo suficiente para poder cumplir fielmente con la universal labor de informar rigurosamente. Los periodistas tuvieron que ejercer su profesión durante una muy delicada situación que comenzó un 11 de marzo de hace 730 días a las 7:37 horas. Sin embargo, cumplieron con su obligación. Excepcional fue su papel porque, gracias a ellos, los ciudadanos pudimos contemplar de cerca el horror que es capaz de efectuar ese animal llamado ser humano. Los periodistas de calle, los que realizan siempre la peligrosa labor de acercarse hasta rozar la delgada línea que separa el peligro de la curiosidad, fueron los principales agentes que nos trajeron las imágenes y la información a nuestras casas. Todos los medios se volcaron, hasta la prensa deportiva. No podía perder la oportunidad de reivindicar el derecho a la libertad. Y se hizo.

¿Quién no se acuerda de lo que hizo aquella mañana? Un buen amigo mío se encontraba en la estación de Atocha justo en ese momento. Había pasado la noche junto a su padre viendo el partido de fútbol del Real Madrid en Liga de Campeones. Quizá fuera un instinto, quizá un presentimiento pero pocos minutos antes de las explosiones, decidió ir a desayunar a la cafetería. Eso le salvó y, por suerte, hoy puede contarlo. La primera de las explosiones conmocionó a la opinión pública. Tres minutos después, las otras nueve bombas rompieron el alma de todos nosotros. Lo vimos con nuestros propios ojos. Casi en directo, pero de una forma informativa totalmente diferente a la que hicieron los medios de comunicación estadounidenses.

La prensa española reaccionó y, aunque crean que no, aquel día su comportamiento fue correctísimo. La historia de las 192 personas fue, ha sido y será recordada hasta la eternidad. La brutal masacre de Madrid nos hizo a todos un poco más sensatos pero a la vez más temerosos de un planeta cada vez más inepto que no diferencia clases, colores o sentimientos. Quizá, la mayor salvajada de la historia de España desde la Guerra Civil, no pasará en vano. El dolor de las familias de los fallecidos y la multitud de heridos que propinaron los terroristas desembocó en un himno generacional: “todos íbamos en ese tren”. Y un trozo de nuestra vida, lentamente, desapareció sin dejar rastro.

Y poco importante es si la Cadena Ser realizó una labor de agitación en vez de información. Poco importa ya si el hostigamiento de algunos periodistas saltándose a la torera la jornada de reflexión fue lícito o no. De nada servirá creer que se ha llevado a cabo, desde algunas plataformas mediáticas, una campaña para desprestigiar al actual gobierno. Aquellos días, en los que cualquier segundo era vital, se hizo lo que se pudo. Se hizo y bien. Tiempo habrá para reflexionar si José María Aznar, el entonces presidente del Gobierno, actuó de forma inmoral manipulando a los medios de comunicación a que siguieran una pista equivocada. Es el momento de rendir cuentas y de recordar a las víctimas. Otras ocasiones vendrán para analizar exhaustivamente el tratamiento informativo de los medios de comunicación durante los siguientes meses porque, pese a que algunos se opongan, el 11-M es todavía una herida abierta.
NOTA 0: Relato de las 88 horas. (Fuente: Cadena Ser)
NOTA 1: Por cierto, no se pierdan este blog.
NOTA 2: Las cifras dos años después (fuente: Diario Expansión):
• 217 personas continúan recibiendo tratamiento en los hospitales de la Comunidad de Madrid.
• 264 pacientes son atendidos por los Servicios de Salud Mental. Los distritos con mayor número de pacientes son Puente de Vallecas (84), Coslada (84) y Alcalá de Henares (51).
• A uno de los pacientes se le realizaron hasta 11 intervenciones quirúrgicas y a dos se les intervino en seis ocasiones.
• El Ministerio del Interior cuantifica en 59.490.082 euros la suma de las indemnizaciones concedidas a las víctimas.
• La Oficina de Atención a las Víctimas ha resuelto 2.911 expedientes de indemnización de 1.638 solicitantes.
• Se han concedido 926 tarjetas de residencia a víctimas extranjeras. El Consorcio de Compensación de Seguros ha abonado 35,6 millones de euros a los heridos y familiares de los heridos. Todavía cobrarán 1,64 millones.
• Todavía quedan muchas dudas sin resolver, como el total del número de implicados en la matanza y demás cuestiones difícilmente extraibles.
José M. Sánchez “Daze”

Luto en RTVE

Lo que no da dinero, adiós muy buenas. Antes que solucionar los problemas, mejor cerrar los ojos y pensar que no ha podido ser. Todos sabemos por los duros momentos por los que pasa el ente audiovisual público en nuestro país: audiencias ínfimas, grandes despilfarros en producciones insulsas e incluso despreciables, medievales programas que no aportan nada. RTVE nunca debió apostar por la competitividad económica, sino por una apuesta fuerte a la modernidad y originalidad.

¿Qué iba a ser si no existiera la radio pública? Evidentemente, si se trata de un medio de comunicación ideado para velar por los intereses de todos los ciudadanos (de “todos”, han leído bien) pues tendrán que aportar historias heterogéneas, diferentes, humanas, carismáticas y, aunque pensemos que puede resultar indiferente, también darle voz a los grupos minoritarios que conviven diariamente en nuestro pequeño universo. Es un órgano vertebrador del país, como bien ha reconocido recientemente el responsable de Comisiones Obreras (o C C O O) Marcelo Camacho, hijo del histórico dirigente sindicalista Marcelino Camacho.

RTVE no nació para vender sino para ser un servicio público eficiente. Por ello, nunca dará dinero. La reconversión que el Gobierno ha planteado para solucionar la profunda crisis económica en la que se sumerge contempla el cierre de nueve emisoras locales, entre las que se encuentran la delegación de Elche que da cobertura informativa a toda la comarca alicantina del Medio Vinalopó. Ahora están de luto por la pérdida de una emisora histórica que ha servido fielmente al interés del pueblo ilicitano.

Ponerse en pie de guerra puede ser una solución temporal. Promover la necesidad de una radio pública capaz de contagiar sentimientos y aficiones minoritarias siempre fue una tarea a largo plazo. Con esta medida, pondrá en peligro el interés público de algunos agentes sociales que se les cortará la voz de un plumazo. ¿A qué emisora de radio le podrá interesar algo que no dará dinero? De esta forma, se vulgarizará aún más la cultura, que cada vez es menos arte y más masa, y los intereses empresariales provenientes de los grupos editoriales que controlan las emisoras privadas triunfarán en un mundo fronterizo en el que las audiencias mandan, pero no las personas físicas con sus sentimientos y aficiones.

El Plan de Viabilidad de Radiotelevisión Española supondrá un nuevo modelo del Ente público basado en una gestión eficiente de los recursos y que incluirá un severo ajuste laborar que costará el puesto a un total de 4.500 de los 9.212 puestos de trabajo que componen la plantilla. Según el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles la radio pública tiene futuro y todavía existe la garantía de mejorar una situación que no está bien. Pero es así de simple: cada punto de “share” perdido por RTVE en 2005 equivalió a 28,7 millones de euros. El Plan de Saneamiento de RTVE además reduce el papel de los centros territoriales y elimina Ràdio 4. No, si poderoso caballero siempre fue Don Dinero.

Si quieres saber más: pincha aquí o aquí.
José M. Sánchez “Daze”

Desequilibrios tecnológicos, un abismo difícilmente salvable

La desiguladad en el mundo

En el año 1913, Henry Ford, un industrial estadounidense conocido por sus innovadores métodos en la industria de los vehículos a motor, introdujo en su fábrica la técnica de la cadena de montaje, y empezó a utilizar piezas intercambiables para los coches. Fue el principal responsable de que estas prácticas se generalizaran, ayudando así a la gran expansión de la industria estadounidense. Uno de sus lemas se ha extendido por todo el planeta: “El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos”. Por aquel entonces creía fervientemente en esta idea. Sin embargo, todos esos pasos recorridos en aras de una igualdad tecnológica se han dirigido hacia otros caminos menos solidarios.

El planeta hoy en día no es tan uniforme como pensamos. Diferentes clases de personas conviven en un mundo semejante pero a la vez distinto, muy distinto según el país donde hayan nacido. No todos tenemos las mismas oportunidades, pero en un alarde de egocentrismo occidental consideramos que la tecnología está al alcance de todos, pero más allá de la realidad no alcanzamos a distinguir una extensa brecha que se produce entre las grandes potencias mundiales y lo que conocemos como Tercer Mundo. Esto se conoce como la “brecha digital”, la distancia entre los conectados y los desconectados. Sus consecuencias apenas las intuimos, pero produce un desequilibrio mundial difícilmente salvable.

Realmente, esa brecha tecnológica es el fiel reflejo de las diferencias de acceso de muchos ciudadanos del mundo a los elementos más primaros como pueden ser los alimentos o la educación. Pese a las promesas de muchos dirigentes políticos en que la informatización podría mejorar la situación de pobreza, el abismo en el que nos sumergimos no se soluciona dando máquinas al pueblo porque eso contribuirá más a diferenciar los ricos de los pobres. Internet no es la panacea apropiada para acabar con las desigualdades sociales. Todavía hay que barrer muchas cosas de la casa antes que ponernos a pintar el techo.

José M. Sánchez “Daze”

Un ciudadano o ¿un periodista?

Imagen captada por videoaficionados durante el terrible atentado del 7-J en Londres Avanti presto. Los acontecimientos hoy en día se suceden con tal rapidez que se hace necesario la presencia de un periodista en cada esquina para captar así las imágenes en el momento preciso. Sería lo necesario, pero es inviable que los medios de comunicación dispongan de, por así decirlo, periodistas de calle haciendo guardia constantemente. Los reporteros han utilizado desde siempre las opiniones de los testigos directos para confeccionar sus informaciones. Sin duda, resulta mucho más atractiva una noticia en la que aparezca la opinión de los ciudadanos como si de un espacio de participación se tratara. Hay que darle voz al pueblo.

Tras los atentados del 7-J en Londres muchos ciudadanos que tuvieron la mala fortuna de encontrarse en aquellas circunstancias se sirvieron de sus teléfonos móviles para captar las imágenes que, posteriormente, los medios de comunicación reprodujeron en sus informativos. Tenían una pésima calidad pero demostraron el horro al que se vieron sometidos por los terroristas. Precisamente, ¿no han utilizado en alguna ocasión los vídeos de las cámaras de seguridad de, por ejemplo, un banco para ilustrar la noticia de un robo? El caso es que considero que todo está ya inventado, y nos aprovechamos de los avances tecnológicos. Destrozar la teoría de “un ciudadano, un periodista” es realmente fácil: todos esos vídeos captados en el instante a través del móvil o todas esas imágenes realizadas por videoaficionados son, sin duda, documentos únicos e imprescindibles que aportan veracidad a los acontecimientos, pero resultan meras fuentes de información (“meras fuentes”) que los periodistas se encargan de recabar y confeccionar en forma de noticias.

El ejemplo del diario Oh my News tiene el peligro de que las informaciones sean inciertas. Si hasta a los profesionales de los medios se les escapan los intereses que pueden tener los protagonistas de las informaciones, ¿cómo vamos a pretender que los ciudadanos sepan informar fiablemente? La proliferación de los blogs en Internet ha generalizado la presencia de pequeños informadores que disponen de Es necesario que los ciudadanos aporten su visión, como durante el atentado del 7-J en Londressus espacios para denunciar o contar lo que les viene en gana. Los blogueros sienten la necesidad de comunicar, de transmitir hechos y realidades, aunque la importancia de estos espacios queda ínfimamente obsoleta al conocer ciertas estadísticas que demuestran que la sociedad no está interesada en los blogs, ya que su lectura se encuentran en el puesto 13 de los usos de la red y, lo más revelador todavía, es que el 66% de los internautas no acceden nunca a estas páginas personales.

Una de las conclusiones que se ha transmitido al respecto en el Congreso Nacional de Periodismo Digital de Huesca es que se ha puesto de manifiesto que existen dos caras en las nuevas tecnologías. Por un lado, la miniaturización de los dispositivos y la posibilidad de informar de forma inmediata es una clara ventaja, pero para el propio periodista (repetimos: “periodista”). No obstante, como la inmediatez es uno de los problemas para los reporteros, dotan a las personas el rol de testigos de la historia.

Desde que el The Chicago Tribune lanzara en el año 1992 una versión integral de su periódico en línea se generalizó el uso de las tecnologías digitales en el ejercicio del periodismo, y curiosamente desde que paulatinamente los medios de comunicación comenzaran a instalarse en Internet, la que teníamos de lo que era un periodista ha dado un giro de 180º.

Pese a todo, a la vista está que todos nos encontramos ante un panorama que acentúa aún más el protagonismo de los lectores. Es admirable, pero repito que su opinión debe ser tomada como complemento a la información y para demostrar lo que piensan los ciudadanos. Es algo que tengo claro. Los ciudadanos tienen que tener su espacio para alzar la voz sobre lo que consideran un problema.

Esforzarse en presentar a cada lector como si se tratara de un reportero es caer en el error de considerarlos periodistas, es decir, gestores cualificados de la información, aunque sin duda reconozco que deben los ciudadanos deben tener más protagonismo en los medios para así dar a conocer las noticias que le interesan sobre su pequeño universo denominado barrio, ciudad o comunidad autónoma en la que vive. Es, el periodismo ciudadano. La Historia se debe contar de primera mano, escrita por sus verdaderos protagonistas: la sociedad de la calle, la gente del pueblo, los desprovistos del poder, los primeros damnificados por las torpezas, la prepotencia o la ambición de los dueños del planeta. Pero ¿es información libre de censuras y de intereses mediáticos?
José M. Sánchez “Daze”

Entre pollos anda el juego…

Los medios de comunicación magnifican todos los acontecimientos que tratan. Al menos, en muchas ocasiones. Ahora que nos encontramos en permanente alerta ante una más que probable empidemia de gripe aviar (Dios no lo quiera), no está de más tomarnos las noticias con un toque de humor. Este es un buen ejemplo de ello:

Tomás Guasch: "No considero un drama la dimisión de Florentino Pérez"

El subdirector del diario As, Tomás Guasch durante una conferencia en el II Curso de Periodismo Deportivo que lleva acabo la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Elche

Subdirectror del diario deportivo AS perteneciente al Grupo Prisa, colabora habitualmente en el programa de la Cadena SER “El Larguero”, aunque actualmente se le conoce mas bien por ser uno de los encargados de amenizar la noche de los lunes en “Maracaná’06” (Cuatro 22:00 h.) Algunos dicen de él que en televisión desarrolla un papel solo encomendados a los showman, aunque la imagen que traslada a los espectadores queda obsoleta por su fuerte personalidad y su eterna simpatía. Tomas Guasch, siempre atento, siempre humilde, reconoce que la profesión periodística es como otra cualquiera, ya que se requiere de esfuerzo e ilusión para salir adelante.

La crónica de portada de todos los medios de comunicación se centran en la dimisión del ya ex presidente del Real Madrid, Florentino Pérez en un momento en el que el club blanco atraviesa una duera etapa repleta de malos resultados. Su sucesor, Fernando Martín es un empresario todavía desconocido. ¿Como le ve?
-No lo conozco personalmente. Todo el mundo habla de él como una persona muy cabal. Un empresario de éxito. A decir verdad, tiene un buen “marrón“, ya que el Real Madrid no está ni mucho menos en una situación cómoda. Yo creo que social y económicamente la labor de Florentino ha sido perfecta y pasará a la historia como un gran presidente, pero no hay que olvidar que el club blanco tiene unos graves problemas deportivos y una necesidad de desprenderse de jugadores y de fichar otros. El mensaje tiene que ser apaciguador y hay que pensar que está en una reconstrucción que, posiblemente, le vaya a llevar al menos otro año o año y medio más de tránsito, con un Barça muy poderoso, algo que siempre afecta a la moral de la tropa blanca. Pero es una reconstrucción que se tiene que hacer. La vida está construida a base de caidas y de grandes salidas de pozos imposibles. Fernando Martín se encuentra con un problema y que por lo que cuenta está preparado para afrontarlo.

-¿Considera acertada su dimisión?
-Sí y, rotundamente, sí. Yo creo que cuando la gente no se vé y algo no funciona bien hay que dimtir. El problema es que en España no hay cultura de la dimisión. Si él ha llegado a la conclusión de que no puede más y que ha llegado un momento en que Florentino, que considera un madridista como pocos, no puede más pues ha dado un paso a un lado para que venga otro. Es que ésta ni es su casa, ni su empresa, es un club de muchísima gente donde ha hecho lo que ha hecho y a ahora viene otro con nuevas ideas y ánimos para impulsar algo que está obturado. Realmente, no lo considero un drama.

-Pero si ha sido calificado como un revulsivo
-Un revulsivo, sí. Es que el mas ansias que ha tenido de hacerlo bien no ha habido otro. A mí me recuerda al ejemplo de José Antonio Camacho: si considera que no va apoder llevarlo bien pues que de un paso al costado y que venga otro.

-Como subdirector de un prestigioso diario deportivo, ¿cómo ve a los nuevos y jovenes periodistas?

-A nosotros nos conviene, me refiero a los que tenemos una cierta edad, relacionarnos con los jóvenes y ver las inquietudes que tienen los nuevos periodistas y, afortunadamente las personas que nos van a jubilar. La preparación de los nuevos licenciados es muy superior a la nuestra en cuanto a facilidad de acceso a las nuevas tecnologías o idiomas. Nosotros podemos presumir de algo que no tiene más mérito que haber nacido antes, es decir, la edad. Por ejemplo, los alumnos deben conocer de cerca que el mundo de la radio y la televisión es muy improvisado. El ejemplo de ello es el programa de Cuatro “Maracaná’06”, en el que el guión explotó el otro día al conocerse la noticia de la dimisión de Florentino Pérez.

“La ilusión es lo que te va a ayudar a salir adelante. No
hay que pintar esta profesión como un mundo negro, sabiendo que quien quiere va
saliendo. De esto no tengo la menor duda

-Los nuevos periodistas empiezan fuerte. ¿Qué cree que se encuentran cuando terminan la carrera?
-Pues se encuentran con las dificultades lógicas de una sociedad complicada, absolutamente competitiva, y con unas empresas que la mayoría no son grandes techados de perfección en cuanto a contratación o abrir las puertas al mundo laboral de la gente, pero sobretodo se encuentran en una situación de tener que abrirse paso a mordiscos en un mundo que tiene muchas más variantes que cuando yo empecé, ya que, por ejemplo, televisiones locales no había. Pensar, por ejemplo, lo que hay en en las universidades en cuanto a estudios de televisión y radio para hacer prácticas era impensable hace veinte años. En definitiva, se incorporan al mundo laboral con las mismas dificultades que un arquitecto o un economista. Sobretodo, ésta es una cuestión vocacional. No va a ser fácil, eso es evidente, pero ésto también nos lo podemos encontrar en todos los lados. Lo importante es que la gente tenga la certeza de tener que estar con la maleta a cuestas, que allí donde esté el trabajo se vaya y, quien quiera ser periodista, que sepa a donde va. Porque algo es cierto, aquí no hay horas, y se ofrece mucho para recibir mas bien poco. Pero si en definitiva, esto es su vida, va a ser gratificante y poco a poco se va saliendo. El mensaje tiene que ser optimista.

-Sobretodo, palabras de aliento para toda esa gente que se encuentra con un panorama mas bien negro. Tal vez los profesionales de los medios de comunicación suelen ser mas críticos que el resto pero hay que tener en cuenta que trasladan a la gente joven una mediocridad. Incluso los propios estudiantes se desencantan durante sus primeras prácticas.
-El mundo es de ellos. Sí que es duro, pero yo creo que no mas que otras profesiones. Por ejemplo, yo tengo un hijo que es abogado y acaba todos los dias a las nuve de la noche. Hace cosas inverosímiles, trabaja en un banco y yo no creo que tenga una vida facil. Entonces, ¿dónde está la facilidad? Yo no la veo en ningun lado. Yo creo que la ilusión es lo que te va a ayudar a salir adelante. No hay que pintar esta profesión como un mundo negro, sabiendo que quien quiere va saliendo. De esto no tengo la menor duda.

José M. Sánchez “Daze”