Desequilibrios tecnológicos, un abismo difícilmente salvable

En el año 1913, Henry Ford, un industrial estadounidense conocido por sus innovadores métodos en la industria de los vehículos a motor, introdujo en su fábrica la técnica de la cadena de montaje, y empezó a utilizar piezas intercambiables para los coches. Fue el principal responsable de que estas prácticas se generalizaran, ayudando así aSigue leyendo «Desequilibrios tecnológicos, un abismo difícilmente salvable»