Reflexiones de una vida (y III)

El periodista de hoy en día ha perdido las ganas de contar historias que le lleguen a uno el alma, de hacer un fiel reflejo de la situación de la sociedad o de buscar las noticias a base de interminables investigaciones. Simplemente…pues que se ha hecho un comodón. Sin embargo, también los hay que mantienenSigue leyendo «Reflexiones de una vida (y III)»