El destino de Juan Pedro Valentín no es laSexta

Los rumores son como bombas de relojería. Hasta el momento de explotar, la tensión se convierte en una melodía de angustia que nos convierte a todos en inservibles mascotas del destino. El aclamado periodista Juan Pedro Valentín lo sabe muy bien porque lo ha vivido en sus propias carnes, aunque de una forma peculiar. Un confindencial publicó que su próximo destino, tras abandonar Telecinco, sería un recientemente estrenado nuevo canal que opera bajo el nombre de laSexta. Y, según sus propias palabras, eso no es cierto.

 

 

Nunca ha podido evitar que su fuerte personalidad sobresalga de la pantalla y se transforme en deontológicos valores de un periodismo casi olvidado. Pero sabe que sus pies están en la tierra: “Parece que es más rentable, empresarialmente hablando, hacer periodismo de bandos porque te aseguras a un determinado tipo de público que se ha acostumbrado no a que le informen sino a ver reafirmadas sus teorías (…) y si haces algo que se salga de esa línea, ese público te lo va a recriminar y se va a ver sorprendido, con lo cual es todavía menos rentable el que en un momento determinado pretendas ser, entre comillas, honesto y honrado con el espectador”.

 

Para un periodista enamorado de la profesión es muy difícil permanecer callado. Por ello, siempre sabe aprender del ejercicio de la autocrítica. “No somos capaces de diferenciar el buen y mal periodismo, de señalar a quien lo hace mal. Nos encogemos de hombros”. Pero sus palabras resultan aún más certeras cuando habla en primera persona: “Se publica un rumor y no pasa nada. No estamos sabiendo defender las bases de nuestra profesión”. La razón de estas declaraciones resultan obvias pero siguen siendo espinosamente dolientes para un profesional considerado de “Dios” hasta hace dos meses por su propia cadena de televisión. ¿Se acoradarán de toda su trayectoria?

 

 

 

 

¿Por qué se marchó de Informativos Telecinco? Buena pregunta, sí señor. Incisiva y lo suficientemente directa como para eludir respuesta alguna. Yésica Jiménez (gracias) pregunta. Juan Pedro Valentín responde. Pero entre ellos una tensión imperceptible y, a continuación, las frases menos preparadas, siempre buscadas pero ansiadamente esperadas: “El consejero delegado, Paolo Vasile, me ofreció dar los informativos de la noche. A los dos meses planteó la posibilidad de que entrara Pedro Piqueras y yo no estaba de acuerdo con ese fichaje, porque yo defendía un modelo de trabajar que no correspondía con el de Piqueras”.

 

Pero no podía ser menos, y la periodista, anclada en su profesionaldad, nunca se debe dar por satisfecha ante una banal respuesta. “¿Influyó la audiencia?”, incide, pero el mazazo ya es inevitable. Los periodistas no nos tenemos que arrugar ante situaciones difíciles porque son en esos momentos cuando debemos sacar la garra que llevamos dentro, porque de esta manera, conseguimos nuestros objetivos. Ya allá va: “Está claro que si la audiencia no hubiese descendido, no se hubiese planteado el fichaje de Pedro (Piqueras). Hay que tener en cuenta que la audiencia es infiel y se mueve por impulsos. Las cadenas exigen cotas de audiencia muy altas y para conseguirlo es necesario a abrir el campo, popularizar los contenidos y hacer más espectacular la información. Sin embargo, más que audiencia yo defendí un estilo de ejercer la profesión”.

 

José M. Sánchez “Daze”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: