Menos mal que con los rifles no se callan las palabras

Siempre defenderé las ideas bien construidas y argumentadas; la tolerancia y la libertad de expresión y, precisamente, esto último es lo que pretenden eliminar algunos a través de la violencia, los excesos y el salvajismo. Si los periodistas somos los ojos de la sociedad han intentado dejarnos tuertos. Y no es para menos, porque hemosSigue leyendo «Menos mal que con los rifles no se callan las palabras»