Lo que no consiga la política, que lo haga el fútbol

Ante la incansable oleada de partidos del deporte rey, a la que tenemos que sumergirnos ante su eterna hegemonía, aunque con algunas importantes distinciones, el fútbol quizá pueda alejar nuestras miradas de los aspectos políticos y contribuir al entendimiento entre pueblos. Irán, duramente criticada e incluso acorralada por Occidente por sus continuas reivindicaciones de seguirSigue leyendo “Lo que no consiga la política, que lo haga el fútbol”