El culebrón continúa

Primera batalla, ganada. Pero la guerra continúa. Aunque Ramón Calderón se ha apresurado a apagar los primegos fuegos de la discordia en una Junta Directiva cada día dividida, su estilo personalista e imperialista está atrayendo a muchos detractores. Las razones de la marcha de Juan Mendoza, vicepresidente primero, y Juan Carlos Sánchez, vocal de la Junta Directiva y ya ex responsable de la sección de baloncesto huele a excusa barata.



Sin embargo, este presidente vestido de blanco tiene un as en la manga. Si no, nadie se explica que todavía tenga reparos en sumergirse entre la prensa, y más del modo en el que lo hace. Lo cierto es que Calderón sólo necesita, al menos, cinco directivos para poder aguantar una presidencia que se le escapa rápidamente. Cuestionado y criticado por la prensa, ahora se suman sus propios ‘compañeros’ de están hasta el gorro de su actitud.

El poder dado al ejecutivo José Ángel Sánchez, la mano ancha con el vocal Alfonso Carrascosa, el personalismo con que dirige Calderón y la campaña de la COPE están mermando la unión de una Junta de conveniencia electoral. Esta tesis, apuntada por Extra Confidencial , parece indicar que Trapote y otros cuatro o cinco directivos pueden abandonar este barco cada vez más hundido, para dejar en la inestimable soledad a este ‘pobre’ patrón que se ha quedado con el ‘culo al aire’.

“Por suerte para el presidente, ha podido contener a tiempo una riada de
dimisiones y con dos ha detenido la hemorragia que se temía llegara a siete
directivos, porque los problemas crecen al tiempo que el estilo imperialista que
tanto daño hizo en esta entidad en el pasado más reciente. Calderón, imitando a
su denostado Florentino Pérez, ha querido entonar aquella máxima de los reyes
absolutistas franceses de ‘el poder soy yo’, y ha visto que no, que él no es más
que una parte de un grupo de conveniencia que en cualquier momento se puede
disolve”.

Como se viene debatiendo en los últimos días, las razones de las primeras bajas suenan a excusa, porque el ya repetido preacuerdo con la NBA para formar una franquicia parece encontrarse en una irreal y lejana situación.

“Se supone que el Real Madrid deberá pagar un canon de 600 millones de euros
para obtener una de las presuntas cuatro plazas europeas de la NBA. O sea, el
doble del presupuesto del club esta temporada. Y luego habrá que hacer equipo,
mantenerlo y estar yendo y viniendo a Estados Unidos durante seis meses. Cuando
además, la NBA ni se lo ha planteado por lo inviable del asunto. Sánchez,
ninguneado porque el tema lo ha llevado Vlade Divac, ese que cobra 300.000 euros
por tocarse las narices, ha dicho me voy que aquí pinto menos que unas pistolas
en una película de romanos. Y se ha ido”.

La pieza clave es Pedro Trapote. Su ausencia podría desencadenar que la crisis comience a extenderse por todos los estamentos.Y digo que de momento Calderón ha parado la hemorragia, porque algunos como

“Trapote, uno de los principales avalistas de los más de 40 millones de euros
que hubo que poner para ser candidato a las elecciones -junto con el encausado
en la Operación Malaya Fidel San Román-, tampoco quiere hacer de florero(…)Si se va Trapote, con el se van otros tres directivos como mínimo. Presume Calderón
de haber conseguido que el palco del Bernabéu deje de ser un lugar de
conspiración y negocio. Mentira y de las gordas. Dicen que tramas inmobiliarias,
con alcaldes de todo pelo, se siguen realizando en el antepalco. Algunas van
camino de la Fiscalía” .

José M. Sánchez “Daze”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: