De plagios y otros timos

Todo está conectado. El gran inconveniente de Internet es la saturación informativa, que propicia que los casos de plagio se multipliquen rápidamente. Sin embargo, no es el medio sino la persona en cuestión. Porque ‘piratas’, desgraciadamente, navegan en todos los mares. «Estaba ahí y lo cogí», señaló sin escrúpulos un ‘plagiador’.