Luces y sombras de una reunión alentadora

Que ambos se presentaran con la misma corbata era ya sinónimo de unidad. Se podía intuir, aunque muchos escépticos no lo creyeran oportuno decirlo, que se podría alcanzar una deseable ‘unidad’. Pero lo han hecho con la boca pequeña y las manos endebles, como si se tratara de una obligación. El divorcio entre el Gobierno y el partido de la Oposición no se puede reconciliar así como así.

Sigue leyendo “Luces y sombras de una reunión alentadora”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑