‘El Jueves’ o el fin de la sátira

‘El Jueves’ sigue dando leña, aunque sea a base de crear polémica. La irreverente portada de esta revista de contenido satírico parece que ha molestado a la Monarquía, -tan discreta y coqueta a veces pero tan arrogante y conservadora como antaño-. ¿O no?, porque todavía no se han pronunciado y, es más que probable que no lo hagan. Queda demostrado que la ‘Casa Real’, que dice que no tenía conocimiento previo del auto del juez, es intocable en este país. Evidentemente, con la publicación de esta imagen se ha roto una tradición tácita pero absurda existente en los medios de comunicación de mantener un cierto secretismo sobre esta institución. El respeto es otra cosa muy distinta.


El juez Del Olmo ha decidido secuestrarla y retirarla de los kioskos, lo que ha producido una inesperada pero saludable publicidad para la ‘revista que sale los miércoles’. No hay mal que por bien no venga. Este es un claro ejemplo de censura hacia unas viñetas que, aunque quizá sí resulten un tanto inadecuadas, tan sólo produce sorna y dibuja una mueca en la cara de los lectores. Nada más alejado de ello. Además, la fecha de portada es muy oportuna y, para alentar aún más la polémica, resulta un tanto irónica.

En los últimos meses hemos podido asistir a múltiples episodios en los que ha quedado en evidencia la libertad de expresión por tratarse de críticas hacia estamentos herméticos y que generan demasiadas sensibilidades tales como la religión. Religión y Monarquía: los intocables. ¿Dónde se quedó el sentido del humor? A muchos nos intriga la contestación que se producirá proximamente y que quedará reflejado en su portada.

Publicado por josedaze

Periodista especializado en tecnología, innovación y economía digital, con habilidades en SEO, marketing digital y social media. Amante del rock y las motos.

5 comentarios sobre “‘El Jueves’ o el fin de la sátira

  1. El jueves, junto a un suplemento de humor del diario del PNV «Deia» (también secuestrado, o al que se intentó secuestrar), fueron los únicos que hablaron sobre el indigno comportamiento de SAR Juan Carlos de Borbón, cuando en navidades emborrachó a un oso en una provincia rumana para posteriormente matarlo. Un comportamiento vergonzoso, impropio de un jefe de Estado, y sobre el que encima no se pudo decir ¡nada! Pero qué tipo de derechos mantienen estos individuos en pleno siglo XXI??

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: