¿Cómo será la web 3.0?

En plena ebullición, la web 2.0 sigue cocinando el periodismo del futuro, a pesar de que en España hemos asistido a un ligero retraso de la Sociedad de la Información. Conforme las nuevas tecnologías permiten a los ciudadanos convertirse en generadores de información muchos confiamos en que los cambios reviertan en una mejora de los conceptos éticos en aras de una información de calidad. Pero todavía hay que perseguir algunos retos, inalcanzables bajo un prisma derrotista pero emocionantemente reales si volcamos toda nuestra pasión en ello.

Si hemos comenzado a dar pasos hacia la web 2.1, nuestro camino es ir más allá. No sufrir síntomas de conformismo. A modo que vamos superando obstáculos, nuevos objetivos nos asaltan. La comunicación, no ya solo el ámbito periodístico, se acerca lentamente hacia la web 3.0, justo cuando las ideas de la corriente extraida a partir de la web participativa se van asimilando y van comenzando a ser parte fundamental dentro de este juego.

Aunque resulte un tanto descabellado todavía, ¿cómo podría entenderse este nuevo escalón de Internet? Los conceptos se modifican, pues da pie a una web semántica donde el usuario no solo interactúe sino que en esta versión, los sitios, los vínculos, los medios y las bases de datos, “son más inteligentes y capaces de trasmitir automáticamente más significados que los actuales“.

Desde Webtaller nos ofrecen algunas pistas:

“Por ejemplo (…) un portal que anuncie una conferencia incorporaría también una cantidad de información relacionada. Un usuario podría pulsar un vínculo y transferir inmediatamente la hora y la fecha de la conferencia a su calendario electrónico. La ubicación (dirección, latitud, longitud, hasta quizás la altura) podría ser enviada a su equipo GPS y los nombres y biografías de los otros invitados podría mandarse a un listado de mensajes instantáneo. En otras palabras, el lenguaje de acceso de cada página web podría ser referido a otras innumerables bases de datos, una vez que los diseñadores se pongan de acuerdo en un conjunto común de definiciones”.

Los avances solo pueden ser reales con la incorporación de nuevos soportes y nuevos softwares que pongan en marcha expertos desarrolladores web a fin de introducir una cierta ‘inteligencia artificial’ que nos permita recibir paquetes de información útil y necesaria para nuestro beneficio personal y económico. Quizá un modelo un tanto futurista. A modo de guía, la aparición de microformatos nos ayudarán a gestionar de la mejor y más rápida forma posible la maraña en la que se ha convertido la web.

“El siguiente paso sería alcanzar un grado de homogeneidad en la forma en la que se utilizan los servicios online de manera que los usuarios no tuvieran que aprender, por muy sencillo que sea, la forma de utilizar cada nuevo servicio disponible. Se trataría de reproducir lo acaecido con las aplicaciones informáticas para ordenadores personales. Originalmente los primitivos procesadores de texto, hojas de cálculo ó bases de datos, utilizaban procedimientos distintos para realizar idénticas funciones (como guardar un archivo, imprimir, …). En su versión actual el funcionamiento de la mayoría de aplicaciones es muy similar lo que reduce notablemente los tiempos de aprendizaje.”

Sin duda, estamos en un periodo de aprendizaje en el que hay que evitar volverse loco con tantos conceptos pero sí estar pendiente de hacia donde nos dirigimos, pues en ese ascenso para democratizar la información y hacer posible una mejor gestión muchos se quedarán fuera. Quien no se adapte a las nuevas tecnologías será tildado de hereje. Inluso ya hay quien especula sobre una posible desaparición del monopolio Google. Mi humilde opinión, el mayor buscador del mundo ha pasado a ser un compendio de importantes herramientas convertidas en un núcleo bien estructurado, por lo que tiene todas las de mantener su hegemonía por mucho tiempo.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Cómo será la web 3.0?

  1. Noelia dice:

    Estupendo artículo.

  2. josedaze dice:

    Oh gracias Noelia.

  3. […] del periodismo (siempre el periodismo, claro), la política, la comunicación, internet (siempre internet, claro) y la música sin olvidar aspectos algo más personales haciendo referencia, por supuesto, a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: