El interés del fútbol

Diez años después vuelve a quedarse patente que el interés que suscita un simple balón y veintidós personas corriendo es tan grande que puede hacer olvidar cualquier problema mayor. Ni una bomba puede alterar la plácida rutina de un domingo. La guerra mediática del fútbol ha provocado una preocupante confusión por culpa de la precipitaciónSigue leyendo «El interés del fútbol»