11-S, recuerdos imborrables

La idea de alcanzar el cielo no se agotó. Los países siguen construyendo rascacielos. El 11-S no produjo el final de los gigantes de acero y hormigón. Al contrario. La carrera para mostrar el poderío arquitectónico está a la orden del día. Pero en aquella ocasión se derrumbaron, y una pequeña parte de nosotros se disipó entre sus ruinas. Dejó un rastro de odio y rabia.

La paz no ha llegado. Los mitos continúan asustando a Occidente. La tragedia que cambió el mundo. Un atentado en directo. Sin escrúpulos. Estupefacción ciudadana. Sobrecogimiento, alarma, temor. Una novela que dura ya seis años. Hipocresía y dolor. No hay palabras para expresar lo que uno sintió sentado en el sofá. La realidad superó a la ficción. La vida fue un plató cinematográfico sin guión. Nada y vacío se fundieron entre los sentimientos.

Nada volverá a ser como antes. Desde entonces, se inauguró un nuevo estilo de terrorismo. Más atroz, menos visceral, más emocional, menos improvisado, más espectacular, menos controlable, más mediático. Una parte imborrable del imaginario visual de todos nosotros. No somos igual. Somos distintos.

Tras las ásperas guerras de Afganistán e Irak, el mundo no es más libre. Al contrario. Los superhéroes no quisieron sacar su mágica capa a pasear. El miedo y el temor ante un posible atentado resuenan todavía en el interior de nuestras cabezas. Golpeando con fuerza. Sin querer abandonar su ensañamiento. Desconfianza.

Los extranjeros son vituperados, apartados y relegados. Tachados de escoria. No es racismo, es miedo a lo desconocido. Bin Laden, un terrorista; Bush, un inconsciente. La foto del World Trade Center está grabada a fuego. Nunca mejor dicho. La televisión las convirtió en inmortales. En todo un símbolo. Los errores y la imprevisión propiciaron el ataque. Las heridas siguen abiertas. Los familiares rotos. El destino incierto. Y más teniendo en cuenta los misterios e incógnitas que permanecen sin resolver.

Publicado por josedaze

Periodista especializado en tecnología, innovación y economía digital, con habilidades en SEO, marketing digital y social media. Amante del rock y las motos.

Un comentario en “11-S, recuerdos imborrables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: