La Vanguardia, el cambio tranquilo para una época ‘continuista’

Renovarse o morir. Así podríamos calificar a este año repleto de numerosas novedades en el sector de la comunicación. El inminente lanzamiento de ‘Público’ ha traído a más de uno de cabeza. Un nuevo medio de comunicación no nace así como así, aunque muchos otros lo han intentado. Pero este 2007 será recordado además como el año de los rediseños.

Todos los medios de comunicación quieren innovar, aportar algo diferente que sirva de estímulo para los consumidores, y evitar que sus más directos competidores les superen en modernidad. Aportar los últimos avances en diseño y favorecer la lectura son las premisas a seguir. Tras los anuncios de El Mundo o El País, el diario del Grupo Godó, La Vanguardia, también está ultimando los detalles para modificar unas páginas que no han sufrido prácticamente variaciones desde hace casi veinte años.

Ya en su día avanzó considerablemente, dejando atrás a sus competidores en aspectos como la infografía. Sin embargo, la máxima de ‘renovarse o morir’ no se ha venido aplicando en los últimos tiempos. Y ya era hora, la verdad. Fue en 1989 el momento del cambio, que supuso un gran avance en el diseño periodístico.

En ‘Comunicació21’ muestran las modificaciones que se llevarán a cabo en La Vanguardia y que los consumidores podrán comprobarlo a partir del próximo 2 de octubre. Lo más destacado es que las páginas estarán impresas en color:

“Después de un año reflexión, el Grupo Godó ha optado por la suavidad en abordar el rediseño de su diario, que no obstante eso muestra cambios significativos. La Vanguardia se despide del formato berliner y adopta el tabloide, moderniza la tipografía, modifica la portada y homologa su conjunto de suplementos, los cuales se añade a un nuevo estilo de vida”.

La nueva y remozada maqueta del periódico está pensada “para ganar atractivo visual” sin el consiguiente sacrificio del texto. Sin embargo, mantiene intacto el interlineado y el cuerpo de letra, “todo y sustituyendo la Times New Roman por la Mercury” y la “Futura por la Taz”.

La portada conservará la Roman, aunque una de las principales novedades es que “llevará adosado un friso de color que englobará el sumario”, aunque el color de fondo cambiará dependiendo de los días de semana. Como era de esperar, los lunes tendrán una importante dosis de información deportiva, lo que demuestra que la línea editorial no sufrirá modificación alguna. El cambio se ha centrado exclusivamente en la parte estética.

Pero será en contenidos infográficos donde el diario quiere regresar a su esplendor y hegemonía de antaño:

“Toma vida propia en esta nueva etapa. La Vanguardia se ha propuesto evitar redundar entre estos elementos y textos. Les infografías, que no llevarán título(…) En cuanto las previsiones informativas lo permitan, se realizarán infografías a dos páginas, con cariz más artístico y que acostumbran a necesitar tres días de elaboración”.

Además, se mantiene la estructura de las secciones, con una excepción: Sociedad, “que adopta el nombre de Tendencias“. Otro aspecto a tener en cuenta es que “los sucesos que se queden desterrado en este bloque” estarán bajo el epígrafe Actualidad. Pero hay más: Vivir, que mantendrá el salmón, es la sección que más cambios experimentará: “la información televisiva se desplaza de su espacio central a las últimas paginas y el tema de portada pasa a ocupar tan solo tres”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: