Las niñas ya no quieren ser princesas…

Prepárense, siéntense en un sillón cómodo, más que nada para evitar caerse de bruces, y presten atención: los niños desean ser futbolistas cuando sean mayores. En su afán por buscar el reconocimiento social, el 16’5% optan por dar patadas a un balón, una profesión efímera y superficial pero que conlleva grandes pero dudosas alegrías: famaSigue leyendo «Las niñas ya no quieren ser princesas…»