Insurgencia funcionarial

El Estado creado para proteger se desvanece gracias a sus empleados. En cualquier empresa que precie, los trabajadores están obligados a cumplir unos objetivos para tratar de dar respuesta a todos los clientes, y de lo contrario podrían ser despedidos. No así entre los funcionarios. Los términos ‘rapidez’ y ‘eficiencia’ no se encuentran en su manual, lo que deja al descubierto la precariedad de la Administración Pública.

Setenta personas haciendo cola desde las 8:00 de la mañana para poder renovarse el D.N.I. Tan solo treinta son los afortunados en el reparto de los números. Si debes renovarlo o has tenido la mala suerte de perderlo o, lo que es peor, que te lo hayan robado, tranquilízate, ármate de valor porque este proceso es toda una odisea.

Y es que aún con cita previa los retrasos se acumulan considerablemente. Sin ir más lejos, tras dos días de aventurarme hacia la comisaría más cercana a mi casa, de levantarme muy temprano y estar esperando cuarenta y cinco minutos, no he podido entrar en el privilegiado club de los treinta afortunados. Pocas demandas, en este caso, para toda la mañana. Y no parece que esto vaya a cambiar.

La indignación se ha apoderado de mí y del resto de personas que deberán volver otro día para intentar rellenar un formulario para que la Administración te tenga controlado. ¿Se puede vivir sin DNI aún tendiendo en cuenta que nuestros datos duermen en un ordenador flanqueado por inexpugnables medidas de seguridad?

Lo más gracioso es que no solo soy yo quien critica duramente esta situación, pues son muchos que viven este vía crucis burocrático. Juan Miguel Morales, lector de Informativos Telecinco, lo deja bien claro en un texto enviado a la redacción:

“Uno no puede creer que haya que pasar por esta auténtica penitencia para obtener dos documentos básicos imprescindibles en innumerables situaciones de la vida diaria, y que además son requisitos exigidos por la Ley”.

Cuando no es una es otra. Fallos en el sistema informático, ausencia de personal. Todo un cúmulo de coincidencias que pagamos todos los contribuyentes, agravada con el soberbio y vergonzoso trato impartido por los propios policías, encargados de protegernos a todos, y quienes escurren el bulto a las primeras de cambio echando la culpa a sus superiores. ‘Somos unos mandados’. De esta manera, se rompen los principios básicos interpuestos entre los ciudadanos y el Gobierno. No cumplen con su trabajo. ¿Debemos quedarnos con los brazos cruzados?

5 pensamientos en “Insurgencia funcionarial

  1. Todos hemos sufrido a los funcionarios alguna vez, José. Y lo peor de todo es que da la sensación de que la cosa no va a cambiar, y de que no podemos hacer nada para que eso ocurra.

    Sin ir más lejos, yo este año me he quedado en Santiago y no estoy de Erasmus por un fallo de una panda de vagos maleantes. Pero, ¿qué podemos hacer además de quedarnos de brazos cruzados?

  2. Eso te pasa por perder la cartera. Y porque te roben la casa, y porque te dejen sin curro, luego porque te llueven las ofertas…

    Eres un desgraciao xD

  3. josedaze dice:

    joer, me pasa de to, menos mal que alguna buena pero buena buena

  4. josedaze dice:

    Ues sí, Jaime. Y slo hace falta verlos cómo trabajan. Yo me dejo los ‘cuernos’ siempre pero, ainque no sean todos, la mayoría de funcionarios provoca este caos.

  5. Júcaro dice:

    Funcionarios eficientes los hay, tengo conocimiento de maestros enfermeros, médicos o administrativos municipales que son un ejemplo de empleados públicos, por desgracian también conozco a otros que no merecerían el puesto que ocupan pero…, ¡aprobaron unas oposiciones! y ello les permite ser grangrena para los servicios públicos.

    En estos tiempos de oficinas virtuales y nuevas tecnologías la situación que describes resulta kafkiana, absurda, incompresible. Como absurdo es la obligación de renovar un DNI si no has cambiado de sexo, no lo has perdido ni te lo han robado o ni tan siquiera has cambiado de domicilio.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: