Reflexiones de la historia (IX)

“¿Cómo había llegado a sentirme tan insatisfecha de mí misma y de cómo había transcurrido mi vida? ¿Por qué no podía encontrar soluciones a los problemas que me impedían una vida dichosa? Sé a ciencia cierta que como mínimo soy una persona bastante inteligente y he conocido a gente estúpida que es mucho más feliz que yo. ¿Por qué no podía hallar una manera de llenar el vacío de mi existencia? (…)

“No me importaba lo más mínimo. De hecho, hacía mucho que todo había dejado de importarme. Era una pena pensar que en otro tiempo la ingenuidad me volvía tan compasiva. (…) Pero se acabó. Lo que antes había sido un pozo sin fondo de abnegación y empatía se había convertido en un agujeroseco y vacío. No quedaba nada que ofrecer, ni nada que llevarse si alguien lo intentaba. (…)

“Y aquí estaba yo otra vez, de vuelta en el ring para el segundo asalto. Me consolaba el hecho de que, como mínimo, tenía más años y, según era de esperar, sería más juiciosa. Nunca permitiría que nadie me pisoteara otra vez el corazón. Hacía mucho que había hibernado aquellos sentimientos (…) y no quería que nadie intentara reanimarlo. Nada de heroicidades para este viejo corazón. Mejor dejarlo tranquilo y que muriera por causas naturales. Al menos, ya no dolía. Eutanasia cardiaca, supongo”.

Al final, quizá para ser feliz habría que seguir una serie de mandamientos:

1.- No levantes muros, pues son peligrosos. Aprende a traspasarlos.

2.-Vive el momento, pues cada uno es precioso y no debe malgastarse.

3.- Cuida tu persona, ante todo y sobre todo.

4.- Prescinde del amor propio. Muéstrate tal y como eres, dando tu amor pero sin recunciar a ti mismo.

5.- Todo es posible en todo momento.

6.- Sigue el fluir universal. Cuando alguien da, recibir es un acto de generosidad, pues en esa entrega, siempre se gana algo.

7.- Ten paciencia y confía en que la encontrarás pero solo cuando ella esté preparada. 

 ‘Dios vuelve en una Harley’, Joan Brady

Reflexiones de la historia (VIII) 

About these ads

2 pensamientos en “Reflexiones de la historia (IX)

  1. [...] pero, en los últimos meses, mi vida ha cambiado por momentos. Pero no pasa nada porque estoy en periodo de renovación y espero no volver a tropezar en las mismas piedras de siempe. Espero que os guste porque, [...]

  2. [...] Reflexiones de la historia (IX) [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: