Cómo escribir para la web

Escribir en web “es pensar en una nueva sintáxis, en un nuevo lector y un nuevo hábito”. No es la misma técnica pero son muy similares, aunque hay que tener en cuenta algunas nociones básicas, que todavía, hoy en día, muchos medios de comunicación no tienen bien asumido en sus ediciones digitales.

La pirámide invertida debía “permitir la eliminación sucesiva de párrafos, desde el último hasta el segundo, sin que el lector advirtiera la falta de ninguno de ellos”. Aunque está algo obsoleto, hay que prestarle atención, sobre todo, en los textos puramente informativos.

En el libro Cómo escribir para la Web, escrito por el periodista colombiano Guillermo Franco, responsable de contenidos en eltiempo.com, nos muestra una pincelada del cambio que supone llevar un texto del papel a la web. Y de ahí extraigo algunas ideas básicas.

Con la llegaba de Internet y su popularización como medio informativo, no solo recuperó la famosa pirámide sino que la “modernizo” y “exigió para ella un nuevo estilo“. Esto es fundamental, pues actualmente es evidente que la noticia de Internet debe redactarse con este tradicional esquema, “sólo que adaptado a nuevas exigencias”.

Por tanto, esta nueva forma exige palabras cortas y precisas. Estilo directo, vamos, o lo que consiste en una buena “economía de palabras”. Los tiempos de lectura en pantalla son menores por causas evidentes. Sin embargo, la frase debe ser corta, sin exceso de incisos ni de circunstancias. “El ritmo de frase larga + frase corta + frase larga resulta ideal para conformar un párrafo eficaz e impactante. El núcleo de cada frase, el verbo, debe ser fuerte y directo, aclaró, y no débil y sinuoso, hizo la aclaración.”

No hay que olvidarse que uno de los grandes cambios que ha supuesto Internet es la hipertextualidad. El buen uso del hipertexto, que sirve como retroalimentacion constante de la web. Pero para ello hay que conformar -insisto- textos más bien cortos, siempre y cuando la actualidad lo permita, pero no más allá de 5 ó 6 párrafos.

Por tanto, hay que sacar provecho del “potencial de enlazamiento” que ofrece la web. “La frase larga es una enfermedad que produce los siguientes efectos secundarios de índole gramatical:

1.- Comitis: como hay que separar de alguna manera las partículas de oración, el redactor arroja una manotada de comas sobre el texto gris. Por una extraña ley, las comas tienden a caer allí donde no se necesitan, y a alejarse de los lugares donde son imprescindibles.

2.- Queísmo: hilar los trozos de la frase demanda el uso de relativos (que, quien, donde, etc.), entre los cuales el ‘que’ suele ser el más socorrido. Más de un ‘que’ en una frase suele generar problemas de decoro estilístico. Más de dos aporta problemas de comprensión. Más de tres debería traer problemas con el editor.

3.- Concordancia: una frase larga generalmente obliga a mantener distantes los elementos de la oración: el sujeto a cinco o seis centímetros del verbo; éste, a otros tantos del complemento directo; el indirecto, a una cuarta del sujeto. Todo ello se vuelve terreno abonado para que un sujeto en singular termine con verbo en plural o un participio pasado en femenino se arrime a un sujeto en masculino.

Pese a todo, existen varios remedios a tener en cuenta:

1.- Partir la frase: casi siempre es posible dividir una frase larga en varias breves. Con tal fin puede acudirse a puntos seguidos, puntos y comas o incluso puntos apartes. Eso sí, la reconstrucción de una frase a menudo exige el empleo de varias palabras adicionales a fin de pulir el desmonte.

2.- Desmontar las cláusulas parentéticas. Se llama así a aquellas frases “los escritores Web pedacearan su escritura en piezas más pequeñas, coherentes para evitar las páginas largas con desplazamiento vertical. Cada página estaría estructurada como una pirámide invertida, pero el trabajo entero luciría más como un juego de pirámides flotando en el ciberespacio que como un artículo ‘tradicional’.

Por otro lado, la descomprensión que ejercen las negritas resulta de obligado cumplimiento. , Hay que hacer uso de las negritas para destacar una idea que resulta esencial para comprender el desarrollo textual. Y no solo eso, también actúa como doble vía de lectura.

“Destacar palabras en el texto indica que usted piensa que son importantes. Tiene sentido que aquellas palabras consigan un poco más de atención en el análisis de la página”. Tanto es así, que los expertos han recomendado escribir en forma “más breve” dado el cansancio que las pantallas provocan en los usuarios. Y sin olvidar que la separación cada dos o tres párrafos gracias a otros recursos como ladillos o sumarios facilita aún más la lectura.

Finalmente, hay que procuar no repetir datos ni ideas a lo largo de la información. Es innecesario. Para ello ya está el titular, subtítulo o antetítulo -según maquetación del diario- y la entradilla. Hay que procurar que, de un solo golpe de vista, el lector consiga obtener la suficiente información. Y para hacer más cercano y actualizado el texto, hay que evitar los adverbios temporales sustituyéndolos por “este lunes” o “el próximo martes”… Son reglas básicas que, a veces, por pereza o desconocimiento, no cumplimos.

5 pensamientos en “Cómo escribir para la web

  1. Nando dice:

    Muy instructivo, buen articulo.

  2. Javi dice:

    Hoyga, muy muy interesante. Aunque te sigo en twitter, tendré que leerte más a menudo!😉 (No es tan caótico tu blog eh?)

  3. josedaze dice:

    Nando, gracias por tus palabras. Sirven de aliento para seguir escribiendo estas chorradas😛

    Javi, a ti también te agradezco tus sinceras palabras. Y eso de que no es “tan caótico”…bueno…veremos si el ánimo no decae, jejej.

    Saludos desde Madrid.

  4. celegiqui dice:

    Los consejos citados no me parecen que sean exclusivos para la web, son consejos para escribir EN GENERAL. Tal vez el libro esté bueno, pero me parece que no fue feliz la elección de estas citas específicas.

  5. Hola Jose,

    Muy buen articulo. Lo de la economia de palabras no es algo nuevo, que ya nos los decia Quevedo :-)))

    Aunque parafraseando al genio deberiamos decir ‘lo bueno en la web, si breve, tres veces bueno’.

    Saludos

    Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: