Reflexiones de la historia (XX)

“Autoritarias, paralizantes, circulares, a veces elípticas, las frases de efecto, también jocosamente llamadas pepitas de oro, son una plaga maligna de las peores que pueden asolar el mundo. Decimos a los confusos, Conócete a ti mismo, como si conocerse a uno mismo no fuese la quinta y más dificultosa operación de las aritméticas humanas, decimos a los abúlicos, Querer es poder, como si las realidades atroces del mundo no se divirtiesen inviertiendo todos los días la posición relativa de los verbos. Sigue leyendo “Reflexiones de la historia (XX)”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑