El póquer está de moda

Entre bostezos y una ligera somnolencia vislumbro gafas de sol y fichas, humo y cartas. Estoy tumbado en el sofá golpeándome los rayos catódicos o lo que sea de lo que están compuestos las ‘cajas tontas’ modernas. Entorno los ojos y aparecen,  entre sigilos, un grupo de jugadores profesionales de póquer, que juegan sus cartas como si la vida dependiera de ello.

Me viene a la memoria, casi al instante, momentos adolescentes que, entre pesetas y fichas rojas y blancas, las manos de mis amigos desplazando ases, jotas, picas y tréboles. El divertimento se introducía en vena en una velada aderezada de amistad y litros de alcohol. Sin más ánimo que la diversión. El poder de los medios se escapa a nuestro control. Ahora, cada vez más, nos entregamos al juego en las noches de final de semana. Para pasar el rato. Nada más allá. Pero se está generalizando entre nosotros. Incluso hay quien recrea su salón como un casino. Una atmósfera endiablada.

Este juego de cartas llegó hace un par de años a nuestras pantallas de televión casi por arte de magia. Con presentadores conocidos como Paco González, en Cuatro y Antena 3, o Carla Hidalgo, en laSexta. En esta última cadena también se cuenta con Juan Manuel Pastor, considerado el mejor jugador de España, que comparte su trucos y sus comentarios a los televidentes. Ambas cadenas lideran el ‘poker en televisión’ en España, lo que ha propiciado que se vuelva a generalizar practicarlo en casa. Y hay verdaderos expertos. Un amigo aseguraba recientemente que sus amigos han dejado de llamarle porque les “despluma”. 60 euros ha llegado a llevarse en una noche. No es mucho, pero el hobby ya se maneja ‘lana’ suficiente como para una cena en condiciones.

Cada día más existen torneos gratuitos a través de Internet, que vienen incrementando exponencialmente el número de participantes. “Prueba con veinte céntimos, que es curioso”, me comentan. “Yo juego por Facebook”, añade un amigo. El caso es que el póker está de moda. Si introduces el nombre del juego en algún buscador aparece una infinidad de páginas destinadas al su participación. Que si “pokerstars”, “aprendepoker”, “caradepoker”, “pokernet”. Así sucesivamente, que sirven para introducirse en este maravilloso mundo como si de auténticos Mavericks se trataran.

El boom del juego no es actual. Antaño era considerado por muchos como un “divertimento menor” para las clases bajas, aunque la evolución en el último siglo de los casinos más lujosos es increíble. Descendiente del término francés ‘poque’, se cree que su nacimiento se remonta al siglo XVII, aunque diversos juegos como ‘primero’, en el Renacimiento, o ‘As Nas’, en la Persia del siglo XVI, pudieron influir decisivamente en la creación de las reglas.

Pero fue al cruzar el ‘charco’ cuando el juego se popularizó gracias a unos colonos franceses que pasaron por Nueva Orleans para difundirse, posteriormente, en lo largo y ancho de los Estados Unidos. Era el siglo XIX, el lejano Oeste, entre hombres rudos y revólveres. Los torneos modernos se hiceron populares en los casinos estadounidenses tras el comienzo de las Series Mundiales de Póquer en 1970. Timbas de póquer con fines lucrativos han sido el pan de cada día en numerosos países. ¿Quién no ha jugado en compañía de los amigos en alguna ocasión? Fascinante juego, por cierto, ahora vuelve a estar entre nosotros, si es que alguna vez se ha ido pero que, en un extremo, perjudica seriamente los bolsillos de quien no sabe decir ‘para’.

Un pensamiento en “El póquer está de moda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: