Un año para recordar

Tuvo que esperar a final de año para que aparecieran los recortes. Los grandes recortes económicos. Los duros recortes. Toca apretarse el cinturón y esperar que la situación mejore. Y, para controlar a aquellos que se salen de la línea de lo razonable, para controlar a aquellos que sobrepasan su poder o acentúan las desigualdades, quizá valga la pena recordar que este 2011 también fue el año de los indignados. Sigue leyendo “Un año para recordar”

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑