Objetivo: recuperar el terreno perdido

Hay dos formas de vender un producto y ganar dinero. Por un lado, ajustar precios de venta y los de costo para llegar a cuanta más gente posible. Otra fórmula es atacar al público más exclusivo, dispuesto aabonar cualquier cantidad que sea necesario para adquirir su objeto de deseo.

Apple se ha caracterizado desde hace décadas en confeccionar productos de alta gama, trabajado en base al diseño. La exclusividad fue uno de sus valores que, ahora, intenta explotar con la llegada delApple Watch, el dispositivo con el que la marca entra por la puerta grande en el mercado del lujo. Pero al frente estará una compañía que ha liderado en los últimos años la venta de los teléfonos móviles inteligentes, los llamados «smartphones», convertidos ya en aparatos electrónicos diarios difícilmente recuciables para una vida cómoda.

La firma surcoreana Samsung pretende cambiar radicalmente la perspectiva que tienen los consumidores acerca de sus productos. Es la única marca que a copado todas las categorías, todos los formatos, todas las gamas de dispositivos móviles existentes en el mercado. Y la estrategia no le ha salido bien parada. Ante el riesgo de confusión en los usuarios, ha comenzado a reducir su catálogo y centrarse en otro tipo de productos, algunos dirigidos a los usuarios convencidos de pagar más de setecientos euros por tener en su bolsillo su nuevo buque insignia, el Galaxy S6 en alguna de sus dos versiones (la «normal» y la doblemente curvada del Galaxy S6 Edge).

Se ha apreciado un cambio de ángulo tras el «pinchazo» del Galaxy S5, su anterior buque insignia, cuyos malos resultados comerciales han «tirado hacia abajo» de la compañía haciéndole caer cerca de un 8% de cuota en España durante 2014 y perder terreno incluso en su propio mercado. Tampoco China, como país emergente sumido en un aperturismo económico y cuyos ciudadanos se han tirado como locos a comprar «smartphones», no es otra de sus grandes bazas.

Frente a todo, la competencia ha crecido, con grandes exponentes salidos del mercado chino como Xiaomi, Huawei, ZTE o OnePlus. Y la jugada le ha salido redonda a Apple apostando a caballo ganador con los relativamente nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus, que le han aupado a convertirse en la marca que más teléfonos vende del planeta.

El cambio de diseño ha valido para generar una gran expectación. Por lo pronto, la compañía coreana ha batido récords de reservas por parte de los teleoperadores de su nuevo terminal, que llegará al mercado elpróximo 10 de abril. Se estima que esas peticiones rozan los 20 millones de unidades, según informa «The Korea Times». Todo apunta a que, por tanto, este Galaxy S6 se venderá mejor que el modelo anterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: