«Smart Homes»: el futuro que se desea pero que se resiste a llegar

La domótica impensable hace veinte años está cerca de ser realidad en los próximos, aunque bajo la etiqueta de «smart homes». Internet, como hemos dicho en reiteradas ocasiones, lo ha cambiado todo. Para bien o para mal, puesto que los continuos anuncios de ciberataques y fallos electrónicos en dispositivos en teoría inteligente, puede llevar a más de uno a pasear por el miedo, retrasando así la expansión a la que aspiran las empresas involucradas.

Aunque queda camino por recorrer y pulir muchos detalles, la tecnología está ahí, está naciendo rápidamente y nadie quiere perder el tren por lo que importantes fabricantes y «startups» traccionan para poner en el mercado lo antes posible sus propuestas.Bombillas cuya iluminación se controla por el móvil y son capaces de ajustarse incluso al estado de ánimo de las personas, termostatos que se anticipan al frío y dan la bienvenida, neveras que avisan si se ha acabado un alimento determinado o lavadoras que mandan alertas cuando ha terminado su tarea son, de momento, la punta de lanza del diseño de la vivienda del futuro. D-Link, Netatmo, Archos o Loxone pasean por la misma senda que exploran gigantes como Apple o Samsung.

El caso es que si la tecnología, a lo largo de los tiempos, se ha utilizado para hacer más cómoda la vida de las personas, las llamadas «smart homes», primera fase del desarrollo de las ciudades inteligentes, apelan a ese concepto de eficiencia. La idea es clara: deja para la máquina lo que otros puedan hacer, un deseo expreso por parte de los consumidores que ansían tener a su alcance, y cuanto antes, este tipo de aparatos en sus domicilios, aunque el coste sigue siendo un importante freno para incorporar algunas soluciones ya existente en el mercado.

Según se deduce del último informe ConsumerLab, elaborado por Ericsson, la mayoría de las personas se muestran interesadas en tener un hogar conectado. En concreto, el 92% de los españoles desean sumergirse de lleno en las nuevas tecnologías para el hogar, siendo los servicios de salud y bienestar (39%), energía y utilities (35%) y seguridad y vigilancia (33%) algunos de las que llaman más la atención. Aunque las categorías de comunicación (62%) y control remoto de los electrodomésticos (59%) son las necesidades principales para los españoles, en ambos casos, por encima del promedio de países analizados (EE.UU. Chile, Rusia y Suecia).

El informe (5.000 entrevistas) destaca que las familias pueden no estar aprovechando unos servicios que les serían particularmente útiles. Actualmente, los servicios de hogar conectado son utilizados, sobre todo, por hombres solteros que viven solos, mientras que el grupo que más se podría beneficiar «son las familias con niños pequeños». Entre las ventajas -explican los expertos- destacaría una forma más eficiente de abordar las tareas del hogar y el acceso remoto a la vivienda por parte de familiares y amigos.

«Algunas personas no ven el valor»

«Una de las barreras es que algunas personas no ven el valor de este tipo de servicios», señala Patrik Hedlund, consultor de Consumer Insights en Ericsson ConsumerLab. «Para que los hogares conectados tengan más éxito, los servicios deben estar alineados con las necesidades de la gente y dirigirse realmente a los grupos que tengan estas necesidades».

En consecuencia, los consumidores cada vez buscan casas (para alquilar o comprar) con algunos detalles modernos propios de la domótica o algún aspecto relacionado con las «smart homes». «Aunque cada vez más personas se interesan más por el “hogar conectado”, este concepto no será una realidad hasta que los usuarios perciban un valor añadido en la automatización de las funciones domésticas», subrayan expertos de la firma Fotocasa consultados por el diario ABC.

«Los consumidores se muestran cada vez más interesados en todos aquellos sistemas y sensores que les ayudan a controlar por control remoto los consumos domésticos (electricidad, agua). Los usuarios demandan aparatos que les faciliten la gestión de su tiempo, mejoren su calidad de vida y contribuyan a un uso inteligente de los recursos energéticos», aseguran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: