El móvil que creó escuela, ahora mejor

Los estereotipos los carga no el diablo sino, en ocasiones, el arma de la discordia. Por eso suele relacionarse a China, la gran fábrica del planeta, a la descarada copia. La emulsión que provoca ese cóctel de fabricantes y percepción social arrastra un estigma traicionero, rara veces contrapuesto, pero que en materia de innovación quedaSigue leyendo “El móvil que creó escuela, ahora mejor”