Qué puede aportar el blockchain al periodismo

La industria de la prensa como la conocemos desde hace 130 años está muriendo. Vivimos en un gran cambio producto de las grandes innovaciones que ha pillado a contrapié a los editores. En los últimos redacciones han perdido el 25 por ciento de sus empleados desde sus últimos días de gloria en 2008. La circulación se ha derrumbado y los periódicos van menguando, mientras que el oficio lucha por mantenerse con vida. 

Los lectores evolucionan. Estos consumidores de productos mediáticos se han plegado a Internet y con ello el abanico de oferta informativa ha dado pie a que los tradicionales lectores de ayer, hoy tengan breves períodos de atención y cierren sus monederos –físicos y virtuales— en prensa; muchos prefieren encontrar sus titulares en Facebook o Twitter, en lugar de un kiosco de periódicos local, si es que aún existe.

Una de las muchas oportunidades para transformar digitalmente el negocio de la prensa y, a su vez, ganar influencia ante esos medios sociales que, en general, captan más del 85% de la publicidad digital a nivel global. Un verdadero desafío que obliga a los editores a replantear, primero, su modelo de negocio y, por otro lado, intentar defender su propiedad intelectual. Existen experimentos basados en la tecnología blockchain o cadena de bloques. La base tecnológica en la que se han basado para desarrollar criptomonedas como Bitcoin o Ethereum. Aplicado al mundo editorial, esta innovación puede servir para captar leads de lectores, proteger los contenidos informativos y, además, instaurar un modelo de pago por contenidos que sea eficiente.

Para Juan Luis Cebrián, presidente honorífico y fundador de “El País”, internet representa “un cambio de civilización tan formidable como lo fue la imprenta”, aunque considera que “estamos en la prehistoria de internet”. De ahí a que refrende su teoría acerca de que los periódicos como tal, en papel, vayan a desaparecer. “Pero da igual cuando desaparezcan, pero nos van a pasar como los caballos en el siglo XIX. Ahora la opinión pública se forma de manera caótica, pero ese caso va a seguir y la seguridad del Big Data, la privacidad o el blockchain va a ser fundamental”, señala el periodista durante su intervención en el evento organizado por Blockchain España. “En gran medida (de haber sido lentos los editores) porque los periódicos generaron una gran cantidad de empresas verticales como empresas de distribución, rotativas”.

Más interesante es la opinión y reflexión de Úrsula O’Kuinghttons, miembro y responsable en España de Civil, iniciativa de ConsesSys, un grupo formado por periodistas e ingenieros. Una web de confianza con blockchain para la desinformación y el apoyo en medidas de financiación del periodismo independiente. Está liderada por el cofundador de la criptomoneda Ethereum, Joseph Lubin. La idea es que se teje una red global de redacciones independientes de propiedad cooperativa y si distribuye mediante la compra de “tokens” para poder ejercer las autorizaciones por parte de los usuarios. “Hay muchas Blockchain” como Bitcoin y Ethereum. “Algo que tiene sentido -dije- en el periodismo” porque a su juicio “no ha ha tenido una gran innovación desde que se inventó la imprenta”. 

La actual realidad es otra: el gran problema es que toda la inversión publicitaria está concentrada en unas pocas empresas de tecnología. Pero, a su vez, el sector desconfía mucho de Facebook o Google aunque luego trabaja gratis. Es la pescadilla que se muerde la cola porque ellos se llevan el dinero y la monetización. Las “fake News” -noticias falsas- está en un momento de desenfreno, armada con contenido malicioso e imparable porque se ha sumado en los últimos tiempos avances en Inteligencia Artificial, que han dado paso al fenómeno de los “deep fakes”, un fenómeno naciente que permite crear, entre otras cosas, vídeos manipulados tan realistas que, en caso de ser protagonizados por personajes públicos, pueden generar un nuevo problema para los editores y la verificación de los hechos. 

“La actual internet no funciona”, alega la directiva. “Se crearon las tienda, los chats, pero los hemos dado cuenta que somos un producto dentro de la red. La idea es crear una “web de confianza” donde el periodismo de calidad es respaldado y recompensado por el público al que está destinado a servir”, apunta O’Kuinghttons, para defender su teoría acerca de que la tecnología Blockchain puede servir para este objetivo. “Esta actual web no va a servir para el periodismo, y ósea ello hay que buscar un nuevo modelo. En esta web, que ya está rota, la identidad virtual está siendo escuchar al usuario. La necesidad es crear una “Identidad universal” en el mundo periodístico”, aduce.

Existen, a su juicio, varias premisas por las cuales esta tecnología puede ser útil para los contenidos periodísticos: 

 

  • Transparente: con un registro público de pruebas verificable 
  • Descentralizado
  • Soberana
  • Transparente
  • Identidades reputables

  

El proyecto de Civil se compone, en primer lugar, de una identificación Civil ID, que ejerce a su vez para implantar un sistema de gobernanza. Algo que va a ser interesante: 

 

  • Para consumidores: revisión y consulta de hechos verificados y de calidad
  • Para editores: poseer un monetizar su contenido y ligar una señal de confianza a impulsar su retorno financiero
  • Para anunciantes: que llegue a los consumidores cualificados desarrollando un entorno seguro 

 

De ahí Civil ha desarrollado “Storyfeed” y “Boost”, dos productos que se utilizan en la plataforma, que están dentro de registro de la plataforma e incluye su propio monedero. “Es una plataforma que se incorpora fácilmente a cualquier web”, insiste. Blockchain permite, entonces, disponer de unos términos de licencia de contratos inteligentes -que es en lo que se están basando en otro entorno, el jurídico-. 

El proyecto contempla entregar “tokens” como llave, por ejemplo, para que la comunidad pueda interactuar directamente con los periodistas y señalar si existen informaciones que no parecen correctas o que se saltan los principios básicos de una “gobernanza” dentro de Civil, formada por varios profesionales del Periodismo. Otra de las posibilidades que tiene esta tecnología para el mundo editorial es permitir la investigación mediante el pago de la propia comunidad en el momento en el que se implanta un “espacio libre, seguro, descentralizado y sostenible en el que elaborar y compartir periodismo profesional”.

Como casos de uso de Blockchain en el periodismo, desde Civil creen que puede desarrollar varios entornos:

 

  • Un archivo permanente
  • Contenidos resistente a la censura
  • Hechos verificables y autentificados
  • Nuevos modelos de negocio aunque difícil de adaptar por la falta de regulación 

 

Un caso de éxito: 

 

la Agencia AP ha creado con Civil su propia “licencia Inteligente”, que le permite unirla a sus imágenes y tener control de tu propio contenido una vez que circula en internet evitando así la piratería. Con ello se soluciona el problema de la trazabilidad de sus informaciones de cara a rastrear la manera en que se difunden, garantizando además los derechos de autor. 

Otros posibles efectos a la industria
  • Desintermediación radical: Un periodismo “uberizado” en donde los periodistas conecten con los lectores en una comunicación bidireccional pero, a su vez, intercambiando dinero por la creación de contenido.
  • Transparencia publicitaria: verificar con hechos datos de audiencia reales para ganar confianza con el anunciante, lo que obliga a interceder en la intermediación de la agencia.
  • Protección de los derechos de autor: recuperación del control del contenido por parte del editor para poder gestionar sus datos. 
  • Microtransacciones: elaborar una nueva distribución de productos y servicios que por pequeñas cantidades de dinero, emulando por ejemplo los micropagos de los videojuegos, el lector obtenga información adaptada a su gusto. 
  • Creación de contratos inteligentes: que el dinero pase del usuario-lector al editor-creador de manera ágil y automatizada en el momento en el que se produce la conversión o consumo del contenido 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: