Por qué estallan los aparatos electrónicos

Las 9.08 horas de un día cualquiera, de un lunes cotidiano. Miles de personas bajan a las profundidades de Madrid para coger el metro, el transporte que les llevará al trabajo y al centro de estudios. De repente, algo huele a chamusquina. Nunca mejor dicho. Procede del interior de un bolso de mujer en el que se portaSigue leyendo “Por qué estallan los aparatos electrónicos”