Reflexiones de una vida (I)

No soy un periodista vocacional. Lo reconozco. De pequeño sabía que mi profesión debía estar relacionada con el mundo de la música o con las bellas artes o con las relaciones públicas o con la Literatura. Pero nunca me decanté enteramente por los medios de comunicación. Siempre me gustó escribir y, sobre todo, decirle a la gente de mi alrededor lo que pensaba acerca de un tema. Además, he tratado de hacer cada día algo distinto, propósito difícil de cumplir conociendo los vientos que corren durante los últimos años. Deseé siempre poder inculcar mi afán por aprender y viajar en el oficio que al final me procurase el destino. Quizá el Periodismo cumpla con la mayoría de estas expectativas o, al menos, eso quiero creer.

Sin embargo, no todo era como yo me esperaba. Quién sabe. Nadie de las personas que me rodean aspira a obtener un Premio Pulitzer pero sí, al menos, ser feliz con su trabajo y, aunque parezca una tontería, poder vivir dignamente de él. Al final, todo es lo mismo, todo es siempre igual. Acude a una rueda de prensa, cúbrela, edítala o monta la pieza para un informativo. Un día. Dos días. Tres días. Así hasta aburrirse. Copia las declaraciones de un señor al que tu mayor interés respecto a él es…es…nada y hazlo como si parezca importante. Busca las reacciones políticas a raíz de un determinado tema y vete a casa exhausto pensando que has hecho lo que debías.

Todo esto tiene un nombre: RP, es decir, Rutinas Periodísticas. Lo peor es que es una profesión tan sumamente competitiva, llena de complicaciones, sin horarios, bajo el mando de los directores o jefes se sección que pocas veces te dejan hacer lo que crees que es lo más oportuno. Para ello tendría que ser un profesional importante. Tal vez es cuestión de tiempo el adquirir prestigio, profesionalidad y eficiencia suficiente como para que nadie dentro de la empresa cuestionasen si es correcta tu actitud.

Pero no quiero ser tan drástico en mis planteamientos. Sigamos… Lo que sí me llama la atención es que la mayoría de estudiantes que deciden estudiar Periodismo creen que llegarán a ejercer la profesión en un conflicto bélico o que descubrirán un nuevo Caso Watergate. Se equivocan. Sólo un pequeño tanto por ciento se dedicará de lleno como periodista, el resto…el resto ni se sabe dónde acabarán. Pero no importa, porque su inclusión en este oficio podría enturbiar el poco prestigio que ya queda. Es así. No todos estamos capacitados para trabajar en esto. No simplemente hay que ir a una rueda de prensa y cubrirla. Por suerte o por desgracia, eso lo sabe hacer cualquiera (¿no?). Pero un periodista es algo más. Es un servicio público. Es el defensor de las causas sociales. Es el puente entre la clase dirigente y el pueblo. Es el cauce para el entretenimiento. Bueno…ya saben a qué me refiero.
José M. Sánchez “Daze

Día del libro

“Donde se quiere a los libros también se quiere a los
hombres”
Heinrich Heine
(1797-1856) Poeta alemán.

El día 23 de abril se celebra en más de 80 paises el “Día mundial del Libro y los derechos de autor“. Pero ¿por qué este día? Casualmente, el 23 de abril de 1616 murieron tres escritores de gran relevancia: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega. Escritores que, sin duda alguna, contribuyeron al desarrollo de la literatura. En Cataluña, además, se celebra Sant Jordi, su patrón. Y es una tradición muy antigua que los enamorados intercambien ese día una rosa y un libro. También es el patrón de Aragón y donde reside la leyenda de San Jorge. Disfrútenlo.
José M. Sánchez “Daze”

¿Periodismo digital o periodismo electrónico?

¿Cuántas veces nos hemos preguntado “qué es un periodista digital”?. La pregunta no tiene una respuesta clara y concreta. Si los periodistas son “los que informan”, debido a la aparición de los medios digitales cualquier usuario de Internet tiene la capacidad de informar. Sin embargo, son los profesionales de la comunicación quienes tienen, actualmente, la potestad de gestionar los flujos informativos y crear las noticias, aunque, como dice el periodista Quim Gil, “no es la calidad de la información lo que diferencia a un periodista”, porque un periodista malo no deja de ser periodista y, en cambio, “existen personas con conocimientos específicos que puedan informar muy bien sin ser periodistas”.

Esta afirmación, dura pero acertada, demuestra que muchos blogueros han recibido esa antigua esencia de los eruditos hombres de letras para llegar a la gente, es decir, de comunicar, aplicándolo en sus espacios. Las nuevas tecnologías han posibilitado que estas personas accedan al mundo y puedan darse a conocer, incluso a nivel mundial. ¿Basta con publicar en Internet para hacer periodismo digital? ¿Qué es más acertado, hablar de periodismo digital o de periodismo electrónico? Nos hemos decantado por la denominación de “periodista digital” en detrimento de otras posibles denominaciones, aunque el primer término utilizado fuera el de “periodismo electrónico”.

El problema que nos hemos encontrado al utilizar el término “electrónico” es que se ha asociado, como se puede llegar a deducir, a los medios electrónicos ya clásicos como el teletexto o el fax. Por tanto, si electrónico no es equivalente a digital, se puede decir que no son los aspectos electrónicos lo que distingue a este nuevo periodismo.

Solamente el periódico electrónico, aquel que definimos como interactivo, multimedia y que integra tanto texto como recursos audiovisuales, ha revolucionado el antiguo periodismo impreso. Luis Rosetto aporta una definición de periodismo digital: “Hoy basta con contar con un ordenador y una línea telefónica para convertirse en un patrón de prensa en el sentido tradicional del término. Se acabó el comprar toneladas de papel de periódicos y el movilizar camiones para distribuir los periódicos al quiosco de la esquina. Basta con ponerse en Internet, conectarse y esperar que el mundo venga a ti.”

Pese a todo, el periodista digital deberá ser un profesional todoterreno y moverse como pez en el agua en todos los aspectos de la profesión. Como si de superhéroes se tratasen, deberán ser capaces de establecer un lenguaje de trabajo común con documentalistas, diseñadores, programadores o administradores de sistemas y saber utilizar todos los recursos como la fotografía o la edición de documentos audiovisuales.

Por su parte, Concha Edo, en su artículo “El periodismo profesional y el desafío de los blogs”, señala que “los periodistas, independientemente de que trabajen en un medio concreto con mayor o menor audiencia o lo hagan ejerciendo de freelance , han elegido en muchos casos otro tipo de personalización periodística que consiste en tener un site propio en Internet. Una página desde la que pueden ofrecer sin ningún tipo de límites sus informaciones o los rumores a los que han tenido acceso”. Sin presiones mediáticas ni empresariales, con la posibilidad de escribir en todo tipo de estilos y con una interactividad ante la audiencia incomparable en otros medios de comunicación.

“La fecha en la que una iniciativa de este tipo se puso de actualidad por primera vez es fácil de recordar. Fue en enero de 1998 cuando Matt Drudge incluyó en su web, cuyo nombre es cuyo nombre es Newsweek se había negado a publicar porque era una información sin verificar. En aquel momento se hizo pública la relación entre el presidente Bill Clinton y la becaria Monica Lewinsky que tantas páginas de periódicos y tantos espacios de radio y televisión iba a llenar durante meses”. Imagínense la revolución que ha supuesto.

Desde entonces se han ido sucediendo multitud de espacios en la Red, aunque muchos de ellos han desaparecido sin dejar señales de vida o, simplemente, no son bitácoras dedicadas al mundo de la comunicación. Sin embargo, cualquier internauta puede constituirse su propio blog, que, siguiendo seis pasos, podrá llegar a ser famoso. ¿Será verdad?

José M. Sánchez “Daze”

Corrupción en Marbella (aunque no solo en Marbella)

Marisol Yagüe, tras la moción de censura de Julián Muñoz, acompañando a Isabel Garca Marcos y Carlos Fernández, del Partido Andalucista. Menuda estampa.

No es la última película de la saga del casposo policía que ha encarnado nuestro peculiar Santiago Segura. Ni tampoco el título de aquella “fantástica” serie norteamericana que interpretaba un policía hortera llamado Sonny (parecido a la marca de tecnología). El creciente descrédito que ha sufrido la administración local de Marbella ha trascendido lo conocido debido a los casos de corrupción de sus dirigentes políticos.

Todo comenzó cuando Jesús I El Corrupto decidió convertir una pequeña villa pesquera en un emplazamiento turístico con atracción para las mafias y la jet set. Pero aquel pequeño universo construido a base de talonario comenzó a vivir tiempos convulsos. No hubo jornada en al que se produjera algún tipo de sobresalto o entuerto político.

El legado de Don Jesús Gil ha sido desafortunado. Jamás pensó que su creación se derrumbaría tan rápidamente. En quince años, desde que subió al poder con aquel partido denominado Grupo Independiente Liberal (exacto, las siglas GIL) la ciudad se convirtió en un referente turístico en el que primaba la sobreexplotación urbanística y donde la gente adinerada encontraba un refugio regado por los más extensos placeres que solo el dinero puede permitir al hombre.

Evasión de impuestos, tráfico de influencias, delitos de cohecho, desvío de dinero (al Atlético de Madrid, club que presidía por aquel entonces). Nada escapaba a la mano de este pequeño dios. Incluso casi salió indemne de todos aquellos problemas alejados del filo de la ley. Ahora ha sido su actual alcaldesa, Marisol Yagüe, quien ha sido detenida junto a otros tantos concejales y abogados. La misma persona que subió al consistorio marbellí tras presentar una moción de censura al anterior alcalde, Julián I “el juli y que, curiosamente, pertenecía al GIL. Nada más y nada menos. Además, la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, expulsada del PSOE, también fue detenida cuando, irónicamente, regresaba de vivir su Luna de Miel, una Luna de Miel que se le ha atragantado de repente.

Sin embargo, no solo son delicias en el país de las maravillas. La provincia de Alicante vive su particular síndrome del poder. Los acontecimientos actuales que se han detectado tanto en Orihuela o Torrevieja son una muestra de un problema repetido hasta la saciedad en muchos ayuntamientos. La herencia de don Eduardo Zaplana I El Conquistador es lo que más le tenemos que agradecer todos los que vivimos en la Comunidad Valenciana.

Fueron sus mejores momentos, aquellos en los que fraguaba su imperio en el que anidan, actualmente, dirigentes populares como José Manuel Medina o Pedro Hernández Mateo, fieles a sus postulados. Las sospechas, nunca derivadas de la ignorancia, pesan sobre la mayoría de los alcaldes. Empresarios despechados, concejales realineados y toda una suerte de personajes secundarios se graban unos a otros y se lanzan arrojadizas acusaciones de corrupción. Es el argumento perfecto por el que cualquier periodista se pirraría.

La situación que vive Marbella no es muy diferente, por desgracia, de la de cualquier municipio con fuertes intereses urbanísticos en el litoral. Curiosamente, el Partido Popular (me he informado) tiene un código ético en el que obliga a sus cargos públicos a poner a disposición del partido sus puestos cuando son investigados por la justifica pero, inexplicablemente, en la práctica eso no se aplica. Pese a todo, incluso dirigentes del PSOE tampoco se salvan de la quema. Recordemos entonces los casos de Elda o Alicante, por la adquisición y concesión de terrenos. Pero, tal vez, esta trama pertenece a la segunda parte de esta película.

José M. Sánchez “Daze”

La cuenta atrás terminó: bienvenidos a laSexta

Con la frase de “Bienvenidos a laSexta. Bienvenidos al comienzo de una nueva aventura. Una ilusión, que hoy se hace realidad” inauguró su presidente, Emilio Aragón el nuevo canal que el Gobierno ha concedido. En escasos cinco meses los españoles han podido ver nacer dos nuevos canales. Desde 1990 eso no sucedía. La cuarta licencia de televisión privada analógica está dirigida por un grupo de empresas integradas en la sociedad Gestora de Inversiones Audiovisuales, liderada por las productoras españolas Globomedia y Mediapro, el grupo mexicano Televisa, y otras productoras más pequeñas como Bainet TV (propiedad del cocinero Karlos Arguiñano), Drive (en manos de José Manuel Lorenzo) y El Terrat (presidida por el todoterreno Andreu Buenafuente), lo que significa que el actual gobierno socialista dispondrá de un nuevo medio de comunicación “riguroso e independiente” y que no tratará de lavarle las alforjas.

Todos sabemos que el fútbol es considerado elemento de interés público. Por ello, todas las cadenas nacionales desearían ser ellos los que pudieran explotar los derechos de emisión. Pero ¿adivinan quién emitirá el próximo Mundial de Alemania? Efectivamente. Este nuevo proyecto ha supuesto el último de los grandes cambios previstos en el panorama audiovisual español, aunque este es un caso atípico porque su alcance tan solo llegará al 70% de la población, que aunque no es moco de pavo, por ahora solo puede recibirse en grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Burgos, León o capitales de provincia como Salamanca, Toledo, Guadalajara, Vitoria, Orense y Elda (Alicante). ¿Se sorprenden? Sí, yo más que ustedes. Para nosotros los eldenses que estemos en el espectro de emisión resulta curioso. Todavía nadie nos ha dicho por qué nosotros y no una capital como Alicante.

Pese a todo, el número de televidentes dependerá de la molestia que se tomen para sintonizarla en sus televisores y adaptar sus antenas para recibir la nueva señal, porque como no lo hagan se quedarán sin ver los partidos del campeonato del mundo, la cita futbolística más importante. Sin embargo, los responsables de la cadena han insistido una y otra vez en que ese límite puede superarse con la televisión digital terrestre. Es decir, que en las zonas a las que La Sexta no llegue los partidos podrán verse a través de la nueva tecnología. Pues eso esperamos todos porque España, tal vez, no llegue a la final pero ¿y lo bien que nos lo pasamos todos viendo los partidos con un par de cervezas regodeando nuestro paladar?

El caso es que la cadena ha llevado a cabo una intensa política de fichajes de rostros muy conocidos. Es, básicamente, una apuesta muy arriesgada, que será difícil cumplir con los objetivos marcados para el lanzamiento de una televisión. Entre ellos, Santiago Segura, el Gran Wyoming, Olga Viza, Mamen Mendizábal, Helena Resano, Juan Ramón Lucas. En fin, rostros archiconocidos a nivel nacional que tratarán de competir con otros programas más asentados, porque es evidente que los ciudadanos son reacios a las cosas nuevas y será muy difícil calar en la sociedad. Aunque, ánimos no les faltarán.

José M. Sánchez “Daze”

Agencia EFE: Veinte años después…para poder comparar

logotipo anterior, que ha dado la vuelta al mundo El nuevo emblema de la agencia EFE
Después de más de veinte años, la agencia de noticias Efe ha cambiado su tradicional logotipo por uno más lineal y recto para adecuar su estilo al tiempo actual. Su tipografía redondeada, que se ha expandido mundialmente, nos dice adiós. El nuevo parece emanar modernidad, aunque sí que han querido mantener su mítico (e institucional) color azul. Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados, todavía tendremos que esperar algún tiempo para que nos acostumbremos a este emblema, particularmente poco original. Dicen que en la sencillez está el buen gusto, pero ofrece una imagen poco profesional.

Todo cambio en la imagen corporativa de una empresa (cualesquiera) implica un proceso largo para sustituir definitivamente la cartelería, el manual corporativo o las tarjetas de visita, aunque es tremendamente interesante porque esta operación hace que se le limpie de tal manera la percepción que tienen los ciudadanos desde el exterior.

La agencia Efe, que se fundó por Ramón Serrano Suñer en Burgos en el histórico año 1939, se ha convertido en la mayor empresa de distribución de noticias de España y Latinoarmérica. Tuvo su primera inmersión en el panorama mediático a finales de la guerra civil española, conflicto bélico que dio comienzo en julio de 1936, a raíz de la sublevación de un sector del Ejército contra el gobierno de la II República, y que concluyó el 1 de abril de 1939 con la victoria de los rebeldes.

La nueva marca deja el círculo que envolvía el nombre de la agencia y pasa al cuadrado, con las letras ‘F’ y ‘E’ en su interior y la primera ‘E’ fuera. Esta ‘E’ inicial ejemplifica la renovación de la empresa, resalta su liderazgo en noticias en español y el compromiso con el idioma castellano, uno de los pilares de los objetivos de la que es la cuarta agencia del mundo. Eso es, al menos, lo que dicen sus directivos.

El signo de los dos puntos, una de las grande innovaciones del logotipo en relación al anterior, expresa la misión y actividad de la empresa y pone la atención sobre todo aquello que “es” y lo que sigue, dando la voz y la palabra a los demás. Para su director, Alex Grielmo, “este signo ortográfico simboliza la objetividad” .

¿Por qué EFE? Mucho se ha discutido sobre el origen del curioso nombre de esta agencia, que puede provenir de la letra inicial del partido que la fundó y a cuyo servicio estuvo, La Falange Española; o de Francisco Franco; o de una de sus publicaciones FE; o de su predecesora la agencia Frabra, en cualquier caso es un misterio que nunca ha sido claramente revelado.

Y ahora les lanzo una sencilla pregunta:
-¿Qué logotipo les gusta más?

José M. Sánchez “Daze”

ETA: a ver quién da más…

A las 12’15 horas del pasado 22 de marzo del 2006, la banda terrorista ETA anuncia el alto el fuego permanente. Las primeras impresiones son ambigüas y contradictorias. ¿Será eso verdad? ¿Qué hará el señor Zapatero a partir de ahora? ¿Estarán pidiendo una tregua para reorganizarse y combatir aún más cruelmente? Nadie sabe nada pero la maquinaria mediática comienza a funcionar. En el momento de conocer la noticia, los medios de comunicación empiezan a rodar y a intentar comprobar el alcance de la misma. A todos les ha pillado por sorpresa y tienen que hacer un esfuerzo para contextualizar lo que acaban de enterarse. Aparentemente, es una buena noticia y con una gran repercusión, pero nunca se sabe. Es increíble todos esos momentos tan tensos. Reacciones, contrarréplicas, contexto, balance, análisis, opinión, historia…En cierto modo, la prensa vuelve a sus inicios cuando un acontecimiento de magnitud nos sobrepasa. Hay que extremar la cautela y no creerse absolutamente nada. Por ello, a contrastar se ha dicho.

En escasos 60 minutos las emisoras de radio y las televisiones ya tienen confeccionada su puesta en escena. Apasionante. Todo se vive con un estrés incomparable. No hay profesión similar. Horas turbulentas en las que los periodistas se aferran como momentos de gloria. No pueden perder la oportunidad de contar todo lo que saben acerca de la problemática vasca. Y lo saben. Tienen que ofrecer algún elemento diferenciador.

La estampa es insólita: reuniones imprevistas, cuchicheos poco profundos, comentarios improvisados, inoportunas llamadas. ¿Optimismo? ¿Cautela? Todo el mundo actúa sobre la marcha. El escepticismo recorre las redacciones. No se puede perder el tiempo. A trabajar como solo en escasas ocasiones se tiene que hacer. Los diarios españoles han reaccionado de forma distinta al anuncio del alto el fuego permanente de ETA, aunque casi todos han ofrecido el mismo contexto socio-político.

La prensa ha sido benevolente con este delicado tema y ha desempolvado sus hemerotecas y su base de datos rápidamente ha comenzado a funcionar para ofrecer la mayor cantidad de información. El lector se ha encontrado por delante muchas páginas sobre la supuesta tregua indefinida.

El diario El País ha dedicado un total de 14 páginas a buscar las reacciones al comunicado de los terroristas y ha realizado un exhaustivo balance de los cuarenta años de atentados. Algo parecido ha hecho el diario Información, que ha localizado el suceso y los infográficos se han puesto manos a la obra para ilustrar las 21 páginas que ha dedicado. El diario El Mundo, tan combativo siempre, ha titulado “ETA declara el auto el fuego permanente para conseguir la autodeterminación”. Esta era la apertura de las 15 páginas de su edición.

El buque insignia de la editorial Vocento ha tratado el tema en 19 páginas. ABC siempre en su línea consercadurista, ha seguido el ejemplo del diario de Pedro J. Ramírez. Por su parte, el diario La Razón habla de la tregua a lo largo de 15 extensas páginas repletas de comentarios analíticos y docuementación. Pero quien se ha llevado la palma (al menos hasta donde yo he podido acceder a nivel local) ha sido el diario La Verdad, en el que su base de datos ha hechado humo en el último día, porque ha tratado el tema desde todos los ángulos y perspectivas durante 26 largas páginas.

¿Tanta información abruma y aturde al lector? ¿Ya saben lo que se iban a encontrar? ¿Les ha sorprendido? Lo cierto es que la prensa, maquinaria de creación de opiniones, se ha volcado con el tema y ha tratado de ofrecer el mayor contexto posible porque, dicho sea de paso, estamos ante el principio del fin de ETA. Eso, al menos, quiero pensar. El tiempo nos dará la razón (o no).

José M. Sánchez “Daze”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑