Los altavoces inteligentes se meten en las pantallas

En la continua búsqueda por encontrar el nuevo centro neurálgico del hogar, las principales firmas del sector han apostado en los últimos años por los llamados altavoces inteligentes. Equipos preparados para trabajar sobre dos terrenos, el sonido y la domótica. Ese esfuerzo ha derivado en una tendencia candente, la voz como vehículo para controlar los aparatos inteligentes. Google tiene mucho que contar porque quiere tener presencia en cualquier rincón de tu casa.

De cara a completar su familia, el gigante de internet trae a España su nuevo miembro, Nest Hub. Su primer altavoz inteligente con pantalla táctil. Un concepto que firmas como Amazon o Facebook también se han mostrado interesadas. De hecho, Amazon cuenta con dos dispositivos con pantalla, Echo Show y Echo Show 5, lanzado recientemente. Pero Google lo hace bajo una particularidad; quiere llevar la marca «Nest» a otro nivel. De tal manera que bajo este nombre se englobarán todos sus productos inteligentes pensados para el hogar. Son muchos los productos compatibles como Chromecast, Nest Thermostat, Philips HUE.

Es un guiño que refleja su vocación; el dispositivo permite añadir todo tipo de aparatos y «gadgets» para el hogar de una manera ordenada, ya sea el termostato, la cámara de vigilancia, los sistemas de iluminación o los enchufes inteligentes. Por su naturaleza, este dispositivo parece estar muy orientado a dos espacios del hogar, la cocina o el dormitorio. Ahí es donde, a priori, más utilidad puede tener.

A grandes rasgos, funciona como un altavoz inteligente. Incorpora el asistente de voz Assistant, con lo que los usuarios pueden realizar tareas con solo pronunciar simples enunciados. Las peticiones se recogen con un lenguaje muy natural. El software ha venido evolucionando y, a su vez, ha ganado más funciones. Pero lo que convierte a este aparato en una rara avis de su catálogo pero, a su vez, en algo muy interesante es su pantalla táctil de 7 pulgadas (resolución de 1.024 x 600 píxeles), que puede hacer las veces de porta retrato digital o despertador. Todo se gestiona, además, desde la aplicación Home.

El dispositivo está en dos colores, gris y carbón, con lo que podrá combinar de una manera minimalista dentro de la decoración. Dos altavoces de largo alcance permite recoger la voz de la persona fácilmente al tiempo que sirve como equipo de sonido. La potencia no es pobre, pero es cierto que su volumen, al máximo, no puede competir con un altavoz de gran potencia que trabaje las frecuencias graves por medio de un subwoofer. Aún así, como pasatiempo tiene su encanto.

El equipo incorpora un sensor de luz (Ambient EQ), que permite ajustar la iluminación de la pantalla a las condiciones ambientales de la habitación. Es decir, si está oscuro se atenuará para evitar fogonazos a los ojos. Eso sí, extrañamente no incorpora una cámara frontal que bien podría utilizarse para establecer videoconferencias. Al igual que el resto de sus hermanos, se puede silenciar el micrófono fácilmente. Algo útil sobre todo para los recelosos de su intimidad.

La gran aportación de este «gadget» es su potencial como asistente, que se apoya en cuatro puntos clave: control de aparatos domésticos, gestión de música, organización de rutinas e información de interés y, además, práctico como marco de fotografías. La gestión de los dispositivos conectados por el hogar está muy bien integrada. Desde un panel se pueden realizar ajustes o consultar los aparatos que pululan por ahí como las cámaras de videovigilancia o el termostato.

El equipo ofrece aún más potencial si se integra en una red compuesta por otros altavoces de la familia Home. Entre otras posibilidades, se puede programar para que si dices «pon música en multi-room» tu disco favorito se reproduzca a través de varios altavoces. O, por ejemplo, crear entornos personalizados. La fuente de origen de las canciones es YouTube Music, un servicio que gana mucho peso en este altavoz. De hecho incluye tres meses gratis de YouTube Premium. Otra de las funciones más jugosas en la que ha venido trabajando Google son las llamadas “rutinas”. Una función que permite realizar una serie de acciones programadas por un usuario determinado.

Bien integradas dentro del ecosistema, el Nest Hub permite programarse para que si le decimos «OK, Google, buenos días» automáticamente nos cante el estado del tiempo, nos comente las tareas previstas en el calendario, nos anticipe el estado del tráfico hasta el trabajo y, además, nos retransmita las noticias de medios de comunicación como ABC. El asistente reconoce hasta seis voces diferentes y, además, como una interesante novedad, cuenta con un modo intérprete que soporta hasta veinte idiomas. Una función muy útil para multitud de contextos.

Dada su naturaleza, está bien integrado Google Photos, el servicio de fotografía de la compañía. Dispone de una función de fotografía para que se vayan mostrando sucesivamente en la pantalla del dispositivo, pero también se pueden realizar búsquedas de, por ejemplo, un viaje que hizo el usuario y que, en ese momento, le apetece recordarlo. Se puede además activar el sistema para que se muestre una imagen determinada o active un carrusel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: