De plagios y otros timos

Todo está conectado. El gran inconveniente de Internet es la saturación informativa, que propicia que los casos de plagio se multipliquen rápidamente. Sin embargo, no es el medio sino la persona en cuestión. Porque ‘piratas’, desgraciadamente, navegan en todos los mares. “Estaba ahí y lo cogí”, señaló sin escrúpulos un ‘plagiador’.

fumarmata.jpgEl hecho de que Internet sea todavía una maraña desregulada provoca estos insultos a la inteligencia. La facilidad de obtener datos a través de la Red ha roto por completo la ética profesional del informador. Ya no se escribe, se copia. “Con dos cojones”, diría aquel. “Si total no se van a enterar”, apuntaría otro. “Para qué escribirlo si ya lo han hecho otros antes”, señalaría un tercero en discordia. Deontológicamente nefasto, éticamente criticable, realmente denunciable.

Es terrible comprobar que diariamente pseudo-periodistas inventados son negligentes con su propio trabajo. La razón, quizá, de estos casos de plagio se podría encontrar en una cierta admiración hacia el ‘plagiado’ porque el ‘plagiador’, no contento con su léxico a la hora de expresarse, intenta atribuirse una información bien expresada, estructurada y totalmente comprensible. Simplemente, para atribuirse la autoría de un texto que considera perfecto. En este caso, ¿sería plagio o un desliz?

Incluso medios de comunicación con tradición echan pulsos a la discordia y no dudan en arrebatar textos a blogs sin remordimiento alguno. El problema radica en pasar la delgada línea de la intertextualidad al plagio. Porque una cosa es tomar ideas para refrendar tu tesis y, otra, ‘robarla’. Nadie está libre de pecado. Nadie.

La última denuncia por plagio es de Emilio, ‘El creador’, al que le han circuncidado su propiedad intelectual. Y ha sido en elmundo.es, en un blog sobre creatividad y publicidad. Según me hace llegar el ‘plagiado’, se quedó “atónito” cuando, por casualidad, comprobó que uno de sus post era demasiado similar al que habían publicado en el diario.

El descuido de elmundo.es es muy grave, pero peor es el de la ‘plagiadora’ en este caso. Lo más grave es que ha copiado el texto “íntegro”. ¿Envidia? ¿Admiración? ¿Error? Nada de eso, por supuesto. Después de todo, el afectado ya ha tomado cartas en el asunto y ha decidido denunciar. Esperemos que reciba una disculpa.

ACTUALIZACIÓN: ‘El Creador’ ha recibido respuesta. Y parece que sus presiones han dado sus frutos. Según pone en el blog “por error se atribuyó este texto a Beatriz Mira. Su verdadero autor es Emilio Fernández Herrero”. ¿Error? En fin, creamos que sí. 

Un pensamiento en “De plagios y otros timos

  1. Emilio F. H dice:

    Daze, muchas gracias por el post de apoyo, de verdad. No veas lo que me he alegrado al verlo, sabía que tu te pringarías, siempre lo has hecho y no se te escapa ni una. Bueno te comunico que lo han solucionado, la explicación la doy en el blog.
    Un saludo desde Elche.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: